Hay distancia que matan, como la que ocurre entre la gobernación y el cabildo de Puerto Plata

De manera institucional, el alcalde ocupa el liderazgo de la ciudad, es la expresión más alta del poder local.

Que está ocurriendo en Puerto Plata, que desde hace un buen tiempo la alcaldía, no ha estado jugando su función en la organización del territorio del municipio san Felipe, otras instituciones, lo han estado haciendo restándole autoridad y competencia al cabildo en sus funciones.

En muchas ocasiones nos encontramos incursionando en el territorio, al ministerio de Obras Públicas, hasta el Clúster, la Cámara de Comercio, asumiendo responsabilidades, que no le corresponden y en la mayoría de las veces, al ministerio de Turismo, perdiendo así el cabildo su rol gestor de la ciudad.

Esto ha conllevado a que el cabildo, ha perdido su autoridad de liderazgo, ya que estos ministerios les restan competencias y por el poder económico que tienen esos ministerios, se han convertidos, en los verdaderos motores del empuje económico y desarrollo de la comunidad de Puerto Plata.

La alcaldía por cuenta propia no ha podido desarrollar su propia agenda local, ha tenido que necesitar de la ayuda de los mencionados ministerios, porque actúa al margen de un plan desarrollo municipal y de un plan de desarrollo estratégico y desvinculado por completo de la principal actividad económica del municipio, el turismo.

El gobierno local, no ha podido ejercer una buena labor de gobernabilidad y gobernanza, pues sus acciones están más basadas en la espontaneidad, que en la planificación y la participación. La ausencia de un plan de desarrollo estratégico de la ciudad, ha sido el principal hándicap del cabildo y agregado a esto la ausencia de una coordinación de participación de la municipalidad, el empresariado y los sectores de la sociedad civil y comunitaria.

Las áreas de desarrollo del municipio están todas identificadas, como son los problemas ambientales, transito, seguridad, empleo, todos estos problemas que son estructurales, sistémicos y complejos se enfrentan con la improvisación, la exclusión, la falta de transparencia, el clientelismo y la corrupcion.

Los ejemplos de esta mala práctica municipal, lo constituye la venta de los terrenos del señor José Jacobo, vendido sin ningún tipo de transparencia a la Universidad UTESA, a través de un testaferro conocido de la ciudad y hasta el día de hoy no se sabes, que hizo el cabildo con el dinero de dicha venta.

El otro problema ha sido la construcción del anfiteatro, un plan político y de negocio del ministro de Turismo, en la que se envolvió al cabildo, a sectores empresariales, que le gustan ¨la mordida¨ y otros ministerios, de cultural y de patrimonio, violando la ley municipal, de cultura, patrimonio y sin contar con la anuencia de la ciudadanía, de si realmente dicho proyecto, era una de las necesidades prioritarias de la ciudad.

Hoy el proyecto del anfiteatro, ha venido a revelar, que ha sido una gran estafa, en la que se está demandando más dinero para la acústica de dicho escenario, por lo que se ha convertido también, en un barril sin fondo y un engaño más contra el pueblo de Puerto Plata.

Los terribles aguaceros y las grandes inundaciones producidas en la provincia y en particular en el municipio san Felipe, ha venido a revelar las grandes deficiencias de la municipalidad en organizar el territorio y el uso del suelo, permitiendo a empresas constructoras y a grupos de ciudadanos producir asentamiento humano, en zona de alto riesgo y vulnerabilidad, como son las construcciones encimas o al lado de cañadas y riachuelos de urbanizaciones y barrios.

El cabildo y el gobierno central tienen una gran responsabilidad sobre las causas y consecuencias de esta problemática ambiental, que hoy está atravesando la comunidad puertoplatena.

A uno y a otro, le compete como gestor de la ciudad, y gobierno central, el cual tiene este último, elementos vinculantes con la provincia y el municipio San Felipe, para encontrar las soluciones más adecuadas e integrales a los problemas ambientales y de desastres naturales, que acusan a la ciudad y provincia de Puerto Plata.

Que ha ocurrido que la ciudadanía ni las diferentes comunidades no han podido ser satisfechas en viejas demandas ni asistida a tiempo en esto momento, en las labores de solidaridad, socorro y rescate de los afectados y damnificados por los aguaceros e inundaciones.

Tanto el cabildo como la propia gobernación y el gobierno central no han podido asistir a tiempo la problemática, porque cada uno ha puesto en primer plano sus intereses de grupos y personales, en detrimento de la ciudadanía y comunidades afectadas, pues han politizado el problema con acciones política electorales prematuras.

Tanto el cabildo, en particular el alcalde Walter Musa y el gobernador Iván Rivera, es alto conocido de que tienen intereses encontrados, lo que se constituye de hecho en un conflicto que se transfiere a la comunidad e imposibilitando o perturbando la ayuda a los sectores, que hoy están afectados por los desastres naturales.

No han podido coordinarse el uno al otro, e la presencia de Walter, como gestor de la ciudad, es válida e institucional y es uno de los principales servidores públicos, que debe ir en ayuda de los afectados y damnificados, pero su figura e imagen, fue transferida a la esfera político electoral, a través de un diseño comunicacional fallido.

Cuando los medios de comunicación de su propiedad y de su familia, montan una matriz comunicacional, incitada por algunos comunicadores que trabajan en dicho medios, a magnificar la presencia de Walter y a reconocer la labor del hijo distinguido de la ciudad, Francisco Javier, ministro de Turismo, en la que manifestaron, que ellos han hecho todo por Puerto Plata, el sector de poder del gobierno reacciona, en particular la gobernación, de mala manera.

Hay que reconocer que los éxitos del alcalde han sido resultados del gobierno central y no de la propia dinámica de gestión del cabildo.

Los ejemplos son múltiples y todos documentados y avalados financieramente por el gobierno y no con los recursos del cabildo, solo basta señalar el bacheo de las calles del centro de la ciudad y los barrios, la remodelación del malecón y del centro histórico y la construcción de la Avenida de la Manolo Tavares Justo y otras obras de interés comunitarios han sido llevadas a cabo por el gobierno central.

La matriz comunicacional político electoral diseñada por algunos comunicadores de los medios de comunicación del alcalde se convirtió en un boomerang, porque magnificar la presencia de Walter, en la ayuda a los afectados, bajo un interés político electoral y, reduciendo o nulificando la participación del gobernador y el gobierno central, se convirtió en un conflicto político, porque las intenciones políticas de Walter, es ser senador palanqueado, a través del proyecto presidencial de Francisco Javier y hasta ahora no sabemos los fines ulteriores del gobernador, en termino político y de candidatura y más cuando el plan político del gobierno está en marcha en dos direcciones, producir la segunda reelección de Danilo Medina y de ser rechazada por el pueblo y no llevarse a cabo, ir perfilando la figura del ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo.

Podía la gobernación juntarse con el alcalde, con un plan comunicacional diseñado por los sabios comunicadores a favor del alcalde, no era posible porque solo emergía la figura de Walter y de hecho se convertía en una ganancia político electoral a final de cuenta, pero a esos comunicadores, se le olvido que había otros actores del gobierno con más interés y poder que el alcalde y los propios comunicadores por el poder politico, aunque ellos se enorgullecen de ser parte del cuarto poder, cuando son asalariados de los Musa y del gobierno, tremendo conflicto tienen estos señores comunicadores.

La ayuda a los afectados dejo der una actividad social de socorro, para convertirse en una batalla política, entre los sectores del gobierno, encabezado por el presidente de la Republica y la gobernación y el sector local, representado por la figura de Walter Musa y la complicidad silente, en el conflicto de la sala capitular.

Lo más grave de todo esto, fue la denuncia y reclamo de Walter de Musa, de que la ayuda del gobierno al municipio., debía canalizarse a través de él, porque institucionalmente le correspondía y la mayoría de los funcionarios no conocían la problemática de los barrios de la ciudad y que él podía facilitar también la coordinación con los demás municipios, planteamientos, que no fueron bien visto por el sector oficial, porque también institucionalmente le correspondía a la gobernación asistir a los demás municipios, si eso se llevaba a cabo los resultados irían a favor de Walter y no de la gobernación y el gobierno central, que también tiene elementos vinculantes con el municipio san Felipe, estaría ausente de su política social..

A ese error infantil cometido por el alcalde se le agrego otro, mucho más preocupante, cuando los sabios comunicadores desafiaron a manera de chanje e intimidación, acusándole de ser de ser enemigos de los periodistas, al general de la Fuerza Aérea Fuerza Aérea local, a estos comunicadores se le elevo el ego de ser parte del cuarto poder, cuando ellos mismos saben, que hay otros comunicadores y periodistas, que son militares, asimilados o que reciben ayudas de ese sector militar y de la policía y que surgiran en su defensa y que no entraran en el juego de los sabios comunicadores, que se olvidaron de ser orientadores de la sociedad de manera profesional, y ética y no del interés meramente de partido político, económico o empresarial o personal, sino del beneficio general de la sociedad y de la verdad, por lo que tendrán que rendir cuentas a su falta de ética y a su pérdida de objetividad a la hora de tratar los hechos y perder así su credibilidad como comunicadores.

La visita del presidente Danilo Medina a la ciudad de Puerto Plata y en particular su presencia en los barrios, acompañados por el ministro administrativo de la presidencia, José Ramón Peralta y el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, y sin la presencia del alcalde Walter Musa, se convirtió en un acto impactante y el apoyo que dio a los afectados y damnificados, al decir del gobernador Iván Rivera.

El alcalde Walter Musa y los sabios comunicadores, no se dieron cuenta que la ayuda a los afectados por los aguaceros y las inundaciones, no era la preocupación principal del sector oficial, en ese momento, sino que el problema se había convertido en político, político, pues Danilo no podía aparecer junto con Walter y tampoco las propias ayudas no podían ser transferidas a él, pues se convertía en un activo de la imagen y proyección de la figura del alcalde y la imagen del presidente y su política social, quedarían reducidas, cuando ya de antemano había una matriz comunicacional montada a favor del alcalde, y focalizada al aspecto meramente local y la figura del presidente, quedaba sometida y controlada y los planes de continuidad de poder del presaidente, quedaban opacados y reducidos a la mínima expresión.

La presencia de la Z, vino a fortalecer la posición del gobierno, con relación al conflicto entre el alcalde Walter Musa, la gobernación y el gobierno, si fueron los dueños del medio y los sabios comunicadores, que trajeron la Z, actuaron como Chacumbele se mataron ellos mismos, porque la Z es la Z y esta emisora de manera general, está a favor del que tenga más poder y le garantice mayor facturación, por eso de manera sutil logro nulificar la matriz comunicacional de los sabios comunicadores y la matriz diseñada por la Z, comenzó a destacar los problemas de Puerto Plata, no ya como como algo local, sino nacional y destacando la participación del presidente y de su gobierno, en su política social a favor de los afectados y damnificados de la provincia de Puerto y del municipio san Felipe, quedando reducida la participación de Walter y sus comunicadores y sus planes políticos electorales sometidos e inviables por el momento, pues el aparataje de la ayuda del gobierno fue enorme y hacerle ver a Walter, que el poder local, no está por encima del poder político nacional y de los planes políticos electorales de continuidad de poder del presidente y de sus funcionarios leales.

Circula el rumor en la ciudad, de que los dueños de los medios de comunicación de la familia Musa, bajo una comunicacion a todos los comunicadores, periodistas y locutores, que trabajan en dichos medios, a que no pasen informaciones referentes al gobernador, y al general, encargado de la Fuerza Aérea local; si esta censura es verdad y se convierte en un hecho, la respuesta será inmediata de otros comunicadores y periodistas que trabajan allí, en la que muchos son leales al PLD, asalariados del gobierno, o que son policías, asimilados u otros que reciben ayudas de la Fuerza Aérea, si esto en realidad es verdad, quedaran afectados los propios medios y los propios sabios comunicadores, que son asalariados del gobierno.
Las consecuencias de este conflicto serán muchos mayores, pues el gobierno aplicara con mucho mayor rigor el poder, porque ha sido desafiada su autoridad, puesta en juego su política social y en particular la autoridad de su representante, el gobernado Iván Rivera.

Dichos medios sufrirán grandes y graves consecuencias, pues, la publicidad gubernamental quedara reducida al mínimo, la protección de sus propiedades también, pues se está atacando al sector militar, ya que atacar a la Fuerza Aérea, es atacar también a la policía, a la Marina, al DNI y otros estamentos de control del gobierno, la exclusividad como canal, será rota con la introducción de otra empresa alegando monopolio por parte de INDOTEL, la empresa no tendrás paz con los otros comunicadores y perderá cobertura comunicacional por aislamiento del gobierno, por falta de credibilidad y ética periodística, disminución de la calidad por la ausencia y profesionalidad de otros comunicadores, cuando se le impida expresarse libremente, lo más probable, que algunos familiares de la familia Musa, que trabajan en el gobierno que, sean cancelados, pues más vale el interés político, que el afecto que se pueda tener y el PLD es implacable en eso, y los sabios comunicadores que son los llamados fieles al medio, que no lo son, es la cadena más débil del conflicto, aunque se consideren ser parte del cuarto poder, serán sacados de cualquier estamentos del gobierno, en que se encuentren y sus sueldos volaran como pájaros de mal agüero.

En esto momento, a pesar de la distancia, la diferencia de matices y fines ulteriores de los sectores gubernamentales y el cabildo de Puerto Plata, para el 2020, ambos sectores son responsables de la situación por la que están pasando los ciudadanos y comunidades de Puerto Plata, ya que ellos son los que han permitido las talas de árboles, permiso a las granceras para que extraigan materiales de los ríos para la construcción, la edificación de urbanizaciones y asentamiento humano en zonas de riegos y vulnerables, como son: cañadas, lagunas, ríos y terrenos frágiles para la construcción de vivienda y incompetencia resolver el problema de los desechos sólidos, así como los problemas del tránsito y la contaminación sónica del centro histórico de la ciudad.

Tanto el gobierno central, como las diferentes alcaldías de los municipios no podrán resolver los problemas, que hoy acusan a las distintas comunidades de la provincia, ya que los problemas son sistémicos y estructurales, con una deuda social y ambiental acumuladas, desde hace muchos años; la entrega de alimentos, agua y colchones, es una acción puntual, que no da en la diana del problema, ya que el gobierno con esas ayudas, lo que hace es profundizar más el clientelismo, el asistencialismo y la corrupción, produciendo más de lo mismo, en los diferentes municipios de la provincia de Puerto Plata.
Por: Juan Payero Brisso

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes