Macron y Le Pen, dos visiones en pugna sobre Francia, Europa y la globalizacion

La batalla por la segunda vuelta de las elecciones francesas que se inicia este lunes enfrenta al proeuropeo Emmanuel Macron y a la líder de extrema derecha Marine Le Pen, con visiones antagónicas sobre Francia, Europa y la globalización.

Al término de una campaña presidencial de varios meses rica en sobresaltos e incertidumbre, el exministro de Economía Emmanuel Macron, de 39 años, encabezó la primera vuelta del domingo con el 23,86% de los sufragios, por delante de la jefa del Frente Nacional, con el 21,43% -es decir, casi 7 millones de votos, un récord para ese partido-, según resultados casi definitivos.

Una explosión de júbilo y entusiasmo provocó el anuncio de los resultados en los simpatizantes de cada bando. "Estamos viviendo un momento histórico, con un candidato que se sale del bipartidismo, que va a renovar la clase política y que es una buena noticia para Europa", comentó Quentin, ferviente votante del centrista Macron.

"Hacía años que estaba esperando esto, años que nos escupían, que nos trataban de nazis, pero por fin la gente abrió los ojos", comentó por su parte un militante del FN, Aldric Evezard.

Marcada por una participación masiva cercana al 80% y bajo alta vigilancia ante la amenaza terrorista, esta primera vuelta eliminó de la carrera por el Elíseo a los dos grandes partidos tradicionales de izquierda y derecha que se alternaron en el poder desde la fundación de la Quinta República por De Gaulle en 1958.

El conservador François Fillon, fulminado desde su inculpación en un escándalo por empleos ficticios de su esposa e hijos sufrió una humillante derrota, con 19,94% de los votos, quedando al mismo nivel que el líder de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon. El socialista Benoit Hamon admitió por su parte haber vivido un "desastre" electoral, tras obtener apenas 6,35% de los votos.

Las primeras planas de los diarios franceses resumieron este terremoto de la primera vuelta y lo que está en juego en la segunda: "La derecha nocaut", titula el conservador Le Figaro. El izquierdista Liberation muestra una foto de Macron bajo el título: "A un paso". "¡Jamás!", se exclama por su parte el comunista L´Humanité, mostrando una foto de Marine Le Pen.

Macron es neto favorito para convertirse en el presidente más joven de la historia de Francia tras recibir el respaldo de la casi totalidad de la clase política francesa --de izquierda y de derecha-- que llamó a votar por él. Los candidatos derrotados François Fillon y Benoit Hamon anunciaron que votarán por el centrista.

El presidente saliente François Hollande, que renunció a buscar la reelección -otra característica inédita de estos comicios- felicitó a su exministro de Economía que había dimitido en agosto de 2016 para crear su movimiento En Marcha y que se autoproclamó "ni de derecha ni de izquierda" antes de lanzarse por su cuenta a la conquista del poder, sin experiencia electoral ni respaldo partidario.

- Europa y globalización -


Lo que está en juego en la segunda vuelta quedó planteado de entrada por los dos candidatos: Europa y globalización.

Ante sus simpatizantes reunidos en el sur de París, Emmanuel Macron aseguró que llevaría "la voz de la esperanza" para Francia y aseguró querer ser "el presidente de los patriotas frente a la amenaza de los nacionalistas". Partidario de la UE, el exministro de Economía recibió por otra parte el respaldo del presidente de la Comisión europea Jean-Claude Juncker y del gobierno alemán de Angela Merkel.

El euro se fortaleció para saludar la calidad de favorito del exbanquero de cara a la segunda vuelta, una euforia compartida por las bolsas asiáticas que operaron en fuerte alza el lunes.

"Lo que está en juego en esta elección es la globalización salvaje que pone en peligro a nuestra civilización", advirtió por su parte Marine Le Pen. "O seguimos por el camino de la desregulación total, u optamos por Francia", dijo a sus simpatizantes la rubia de 48 años que se define como "la candidata del pueblo".

Le Pen preconiza una salida del euro y quiere someter a referendum la pertenencia de Francia a la Unión Europea.

A partir de este lunes, los dos candidatos comenzarán a prepararse para el duelo final del 7 de mayo, para el cual aún resta por definirse la fecha del debate mano a mano, ritual culminante de toda segunda vuelta presidencial en Francia.

También comenzarán las negociaciones de Macron y sus allegados con sectores de la izquierda y la derecha para asegurarse un respaldo y preparar un probable gobierno de apertura. Y detrás de la elección presidencial, ya comienza a perfilarse en el horizonte político la tercera vuelta que constituirán las legislativas del 11 y 18 de junio.

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes