Realmente los puertoplateños se preocupan por los problemas del Medio Ambiente?

Las respuestas pueden ser simples y diversas, pero las mismas pueden ser sumamente frágiles.

Muchos consideran que el deterioro del medio ambiente, es un problema grave y que debe ser atendido con urgencia y se piensa que alguien debe hacer algo al respecto.

Ese alguien puede ser el gobierno central, el gobierno local, los expertos o técnicos, que son los que tienen poder, conocimientos y recursos económicos.

Existe la tendencia en aceptar una responsabilidad difusa frente a los problemas ambientales, donde se considera que los culpables somos todos.

La preocupación por el medio ambiente, debe ser una preocupación de todos, pero la responsabilidad debe caer en aquellos que tienen más poder y conocimientos.

La primera preocupación por el medio ambiente, debe partir del gobierno central, que a través de sus políticas públicas pueda conservar el entorno natural y la calidad de vida de la gente.

Por qué el gobierno hace poco por proteger el medio ambiente, cuando permite que las granjeras destruyan los ríos, que destruyan los bosques a través de las talas de árboles; producción de carbón; contaminación de los ríos; edificación de vivienda alrededor de ríos y cañadas; destrucción de los arrecifes y manglares por inversionistas hoteleros; contaminación del litoral marino, por plantas eléctricas y cruceros, que lanzan hacia el mar material contaminante y toxico y el desagüe de las aguas residuales hacia el mar, así como el lanzamiento de plásticos.

Realmente el gobierno central no piensa en el medio ambiente, su política ambiental descansa más en aspecto coyuntural y clientelar, en aprovechar la tragedia y desgracia de la gente para hacer política barata.

El gobierno ha sido consignatario del acuerdo sobre el cambio climático realizado en Paris y a su regreso al país, lo viola de una manera descarada con la construcción de la planta de Punta Catalina, emisora de CO2, que afectara toda la fauna y flora de la región de Bani.

Por tanto, el gobierno central no está pensando en los problemas ambientales, su preocupación no está en la conservación del medio ambiente y el bienestar de la gente.

Están pensando los gobiernos locales, en la preservación y conservación del medio ambiente y en satisfacer las necesidades de la ciudadanía, a través de la política de servicios municipales?

La respuesta es simplemente negativa, ya que los alcaldes y regidores su preocupación es de no servil al bien común, sus opiniones y acciones están más alojadas en el interés individual.
El cabildo como rector de la ciudad no planifica, no coordina, no destina recursos económicos, ni formas recursos humanos para la prevención y conservación del medio ambiente y en particular para los desastres sísmicos y desastres naturales provocados por ciclones, tormentas, huracanes, lluvias, aguaceros e inundaciones, que se producen en las comunidades cada año.

Los medios de comunicación juegan un rol importante a través de la información y contribuyen al debate sobre los principales problemas ambientales, que se suscitan en la sociedad y ayudan a mantener una buena relación de la ciudadanía con su entorno.

Nuestros periodistas y comunicadores manifiestan una real preocupación por los problemas del medio ambiente?

Entre lo dicho y lo hecho parece, que no.

Durante los grandes aguaceros e inundaciones el año pasado en Puerto Plata, los comunicadores y periodistas no se preocuparon por orientar a la ciudadanía para prevenir los desastres, que estaban ocurriendo y orientar de manera oportuna a la gente para que cumpliera con los protocolos de emergencia, que llevaban a cabo nuestras autoridades.

Su preocupación mayor fue jugar un papel protagónico, que no le correspondía, en un momento de tragedia y desastre, en que se encontraba la población y en segundo lugar, jugar un papel de alabardero de eco de funcionarios del gobierno, que usaban la llamada solidaridad y ayuda para destacar las figuras de estos políticos con sus políticas clientelares.
De ese hecho nuestros comunicadores y periodistas no aprendieron la lección.

Con la presencia del huracán Irma y María volvieron a repetir los mismos errores, lo que indica que la ciudadanía debe exigirle que cumplan su verdadero rol social de orientar a la gente en las labores de prevención de manera más adecuada, planificada, transparente y coordinada con los organismos de emergencia y hacer que la gente siga y cumpla con los protocolos de emergencia.

Que preocupación tienen las universidades y escuelas por los problemas de medio ambiente?

Resulta muy relativa su preocupación y participación, a pesar que dentro de las aulas se hace uso de la educación ambiental para que los estudiantes aprendan a ser facilitadores en la educación y prevención de los problemas ambientales en la comunidad.

Esto constituye letras muertas, pues cuando ocurren los desastres naturales, estas instituciones están ausentes en las labores de orientación y prevención en las comunidades.

Se hace necesario de que estas instituciones revisen su visión y comportamiento a la hora en que se producen las amenazas ambientales, si realmente tienen una preocupación por estos problemas, deberían aplicar políticas de mayor protección ambiental y de prevención a favor de la ciudadanía.

Que preocupación tienen nuestros ciudadanos por los problemas ambientales?

La falta de educación de la mayoría de nuestros ciudadanos y en particular de educación ambiental, hace que su comportamiento este basado en la ignorancia y el atraso y no asume una conducta participativa y dinámica a la hora de cumplir con las orientaciones y el cumplimiento de los protocolos de emergencias que se llevan a cabo.

La falta de política de prevención contra movimiento sísmico y desastres naturales de parte de nuestras autoridades locales, hace que la ciudadanía refuerce sus debilidades basado en las ideas, de que por Puerto Plata no entra ciclones y rechace las orientaciones pertinentes de prevención, cuando sabemos que cada año tenemos la presencia de estos fenómenos naturales.

Cada año el gobierno local debería diseñar y planificar un plan de contingencia y de prevención contra los desastres naturales, donde la ciudadanía juegue un rol importante a la hora de enfrentar esto fenómenos naturales.

En fin de cuenta solo algunas instituciones, ONGS y personas particulares, tienen una preocupación sobre los problemas ambientales de la ciudad, lo que resulta preocupante, pues esta problemática es de todos, aunque debe ser enfrentada y resuelta por el que tiene mayor poder, conocimientos y recursos económicos, como son nuestras autoridades centrales y locales.

La presencia de los huracanes Irma y María puso en evidencia la necesidad de aumentar nuestra preocupación por el medio ambiente y diseñar política que vaya a favor de la protección y conservación del medio ambiente y el bienestar de la gente.

De no actuar con una nueva mentalidad y otra conducta continuaremos en el círculo de las amenazas de los movimientos sísmicos y los desastres naturales, que más bien han sido y son provocados por el hombre.

La preocupación de los puertolateños con relación al medio ambiente debe cambiar y asumir con conciencia una nueva actitud en su relación con la naturaleza.
Juan Francisco Payero Briso
Con la tecnología de Blogger.