Solo La Verdad, Sobre El Caso Esmeralda y Lifestyle Vacation

En las últimas semanas, a nivel de los medios de comunicación y las redes sociales, se ha dado a conocer un conflicto entre la empresa Esmeralda y Lifestyle Vacation, en la que algunos medios, periodistas y comunicadores, no han guardado equidistancia sobre este conflicto empresarial.

Dichas empresas han creados matrices comunicacionales, para dar a conocer su punto de vista al público en general, en la que están utilizando medios de comunicación, periodistas y comunicadores para tratar de ganar la percepción de sus clientes y de la ciudadanía a su favor.

Algunos comunicadores han asumidos posiciones de manera implícita a favor o en contra de una de las empresas o se han presentado como supuestos neutrales, cuando en el fondo han sido tentados por las heces del diablo, ya que se han apartado de hacer un periodismo, serio, ético y responsable.

Dichas empresas han tomado los medios de comunicación para dirimir su conflicto, cuando en realidad estos no tienen la capacidad para juzgar y condenar o liberar de culpa a una u otra empresa, ya que dicha disputa corresponde a la esfera de la justicia nacional e internacional.

Por qué hay que guardar equidistancia frente a este conflicto, porque el mismo es desconocido por los propios clientes de dichas empresas, la ciudadanía y los propios periodistas y comunicadores locales.

El periodismo de datos y el periodismo de investigación son dos importantes herramientas periodísticas, que permiten a periodistas y comunicadores ofrecer una opinión objetiva sobre este conflicto, sin aventurarse a informar que esta empresa es la mala y la otra es la buena, sino brindar una visión más amplia y detallada de dicho conflicto empresarial.

No se puede instrumentalizar a los medios y azuzar el conflicto entre una y otra empresa, cuando la ciudadanía y los propios comunicadores desconocen el problema de fondo.

No se puede juzgar y opinar a la ligera, se trata de dos empresas turísticas que vienen proyectando una mala imagen alrededor de su conflicto y que el destino Puerto Plata, puede salir más perjudicado que bien, ya que Lifestyle Vacation, es una de la más importante empresa turística del mercado local.

Hay que conocer las múltiples aristas y variables de este conflicto para poder fijar una posición lo más objetiva posible y no provocar ruido mediático a favor o en contra de ambas empresas.

Las acusaciones que se hacen una y otra empresas son graves, desde la deslealtad empresarial, falta de transparencia, corrupción, estafa internacional, engaño a sus propios clientes, engaño al Estado dominicano sobre la naturaleza empresarial y hasta evasión de impuestos.

El conflicto, podemos decir, que resulta complejo, pero si podemos afirmar que algo huele mal en Dinamarca y solo la justicia, podrás solucionar el problema que presentan ambas empresas.

Cuando periodistas y comunicadores tratándose de hecho como este, en lugar de investigar la verdad o aplicar criterios éticos, que se correspondan con la responsabilidad periodista, recurren a exponer las dos versiones enfrentadas de dichas empresas para quedar bien con una y otra, no se apegan a la veracidad y el rigor para contar la historia, pues los profesionales de la comunicación solo deben defender la verdad a la hora de informar.

Entre dos versiones contradictoria, como la que está ocurriendo entre la empresa Esmeralda y Lifestayle Vacation, la verdad no está en ninguno de los dos lados, la verdad solo debe estar del lado de la propia verdad y cuando esta sea determinada por la propia justicia para poder informar con objetividad a la opinión pública.

Como periodistas y comunicadores, debemos situarnos en el verdadero contexto de dicho conflicto, para poder fijar una posición equidistante entre bueno y malo, pues el periodismo no puede limitarse a tratar de contar las dos versiones sin indagar la verdad y poder informar con la mayor objetividad a la ciudadanía.

Guardar equidistancia, no quiere decir, no tener valor para fijar una posición alrededor de dicho conflicto, pues lo que está en juego en este es contar bien la verdad y que el destino Puerto Plata, no salga perjudicado y la credibilidad periodística se pierda dentro de un ruido mediático provocado por las tentaciones de las heces del diablo.

Por: Juan Payero Brisso
Con la tecnología de Blogger.