La ansiedad global se profundiza sobre los datos en línea y la protección de la privacidad

Esta disminución de la confianza podría poner en peligro la propagación de las compras en línea, incluso cuando los recién llegados a Internet puedan ser especialmente vulnerables a los abusos porque desconocen los riesgos.

"La confianza es esencial para la exitosa expansión y uso de plataformas de comercio electrónico y sistemas de pago móvil en países en desarrollo", dijo Fen Osler Hampson, Director de Seguridad Global y Política en el Centro para la Innovación de Gobernabilidad Internacional (CIGI), un grupo de expertos que ayudó conducir el estudio

La encuesta fue realizada por CIGI e Ipsos, en colaboración con la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) y la Internet Society.

Los usuarios de las grandes economías emergentes expresaron la mayor "confianza" en las empresas de Internet: nueve de cada diez expresaron su fe en China, India e Indonesia, y más de ocho de cada diez lo hicieron en Pakistán y México.

Por el contrario, menos del 60 por ciento de los consumidores en Japón y Túnez expresaron tal "confianza".

Preocupaciones sobre la privacidad

La evidencia de crecientes preocupaciones por la privacidad coincide con un escrutinio público más riguroso de las políticas de protección de las principales firmas de Internet, sobre preocupaciones alimentadas por la revelación de que una firma de datos políticos obtuvo acceso a millones de datos personales de usuarios de Facebook sin su consentimiento.

"La encuesta subraya la importancia de adoptar y adaptar políticas para hacer frente a la evolución de la economía digital", dijo Shamika Sirimanne, directora de tecnología y logística de la agencia de la ONU, que se ocupa de la economía de la globalización.

"El desafío para los diseñadores de políticas es tratar de manera integral con varias áreas, desde conectividad y soluciones de pago hasta habilidades y regulaciones", explicó. 
¿Vale la pena el costo de la tecnología? Si y no

A medida que el comercio electrónico aumenta, también aumenta la cantidad de personas que utilizan pagos móviles y medios no tradicionales para pagar por los servicios, como llamar a un teléfono inteligente para subir a los trenes o escanearlo para pagar una taza de café.

El uso de teléfonos inteligentes para hacer compras sin efectivo es de hecho mucho más elevado en muchos países en desarrollo que en los Estados Unidos y gran parte de Europa, señaló el estudio.

Además, muchas personas, especialmente en el mundo en desarrollo, expresaron la opinión de que la nueva tecnología "vale lo que cuesta".

Al mismo tiempo, algunos usuarios de países desarrollados expresaron opiniones en sentido contrario. Su principal preocupación, según la encuesta, es que la tecnología provocará la pérdida de empleo.

El lanzamiento de la encuesta coincide con la Semana de Comercio Electrónico de la UNCTAD, el principal foro para gobiernos, sector privado, bancos de desarrollo, el mundo académico y la sociedad civil para debatir las oportunidades de desarrollo y los desafíos ante la evolución de la economía digital.

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes