Qué nivel de periodismo deportivo tiene Puerto Plata?

Esta es una pregunta simple que amerita de respuestas realistas y razonables. Nada de emoción para responder, a pesar de que muchas de las actividades deportivas son emocionantes, pero el análisis de esa realidad tiene que ser objetivo y sereno. 

Cuál es la formación de nuestros periodistas y comunicadores para cumplir con el perfil que buscan los grandes medios de comunicación? 

Realmente conocen nuestra historia deportiva para poder opinar, contar, comentar y transmitir los hechos deportivos noticiosos de manera objetiva. 

Dos preguntas gruesas para encontrar respuestas finas acerca del tema. 

He comentado con algunos colegas y amigos sobre esta problemática para tratar de encontrar luces a la solución de la crónica deportiva puertoplatena, que desde hace tiempo viene aquejada de salud y no ha aparecido el remedio para caminar con fortaleza.. 

Todo aquel, que ha practicado deporte o ha estado involucrado en el periodismo deportivo, puede notar de manera simple, el desconocimiento que tienen nuestros comunicadores deportivos hacia nuestra historia, es algo que debes preocuparnos. 

Muchos no sabemos cómo surgieron los deportes en Puerto Plata, cuáles han sido las instituciones y organizaciones, que los han empujados hacia adelante, quienes han sido los jugadores y atletas más prominentes en las diferentes actividades y épocas deportivas. 

No sabemos, cuáles han sido el pelotero, basquebolista, volibolista, pesista, golfista más relevante; cual ha sido la actividad deportiva más importante y de mayor proyección de la comunidad, cual ha sido el club, que mayor proyección ha tenido y de mayor éxito, entonces, no podemos contar la historia, cuando los propios comunicadores la desconocen, lo que viene a revelar que no hay un periodismo, que cuente realmente la historia. 

Hoy el periodismo deportivo, está vinculado al espectáculo y la farándula. La gente piensa más en la inmediatez, la trivialidad y en el uso de la emoción, por eso, los medios de comunicación y las redes sociales, a la hora de informar se aprovechan de esa situación. 

El rol jugado por el periodista Franklin Mirabal, en el campeonato pasado de beisbol, entre Águila y Licey, presento un estilo nuevo de la transmisión deportiva, en la que se destacaba el, por encima de los actores del juego, para convertir la emoción de una parte de la fanaticada, en un real espectáculo. 

Él pudo hacerlo e influir en una parte de la fanaticada, explotando su emoción, pero esto no se constituyó en un paradigma de la transmisión de un juego deportivo, a pesar de ser un periodista profesional. 

Eso lo puede hacer cualquier persona, que no sea profesional, pero lo que no podrás hacer cualquiera, es contar la historia y destacar los diferentes momentos del juego. 

Para eso, se requiere un nivel de conocimientos y una muestra de destrezas y habilidades para transmitir un juego en el marco de la crónica deportiva. 

Muchos periodistas y comunicadores locales, tratan de imitar y tomar como referencia, el ejemplo de Franklin Mirabal, cuando en realidad no poseen los conocimientos y las condiciones de este y lo que hizo no resulta trascendente dentro del marco de la comunicación deportiva. 

En la actualidad muchas personas ven la actuación de Mirabal, como un paradigma, pero ese hecho es el resultado de la nueva realidad, que vive el mundo de hoy, donde la gente le da mayor interés a lo emocional, que a lo racional, a lo trivial por lo importante y a la inmediatez, a la forma de ver las cosas mas serenamente. 

Los grandes medios nacionales e internacionales, tienen una propia matriz comunicacional, que la difunden a nivel de todo el público las noticias, que ellos quieren y donde los medios locales se convierten en una maquina repetidora de esas informaciones. 

Es dentro de esa realidad, que los medios nacionales e internacionales hacen presencia con una matriz comunicacional, donde difunden las noticias, convertidas en espectáculo para todo público, que ellos quieren y donde los periodistas y medios locales se convierten en una maquina repetidora de esas informaciones. 

Por eso, los grandes medios, exigen un nivel de calidad de programa, de audición o publicación a los fines de cumplir con sus propósitos, a la hora de reclutar a un periodista o a un medio de comunicación y para hacer esa labor lo hacen con gente, que nada tiene que ver con el periodismo, como son los casos de agencia publicitaria o un especialista en marketing deportivo. 

Cuando los grandes medios, hacen uso de esta política informativa y reclutamiento de personal, es para poner las noticias deportivas, alrededor de los contenidos y de los intereses económicos, que estos representan. 

La mayoría de nuestros periodistas y comunicadores locales, funcionan alrededor de la estructura mediática y de los contenidos, que promueven los dueños de los grandes medios. 

En nuestra comunidad, los comunicadores están mas preocupados, en repetir detrás de la cabina o en las transmisiones de juegos, los que hacen y difunden los medios nacionales o en destacar o alimentar sus propios egos en los comentarios, cuando en realidad deben estar más pendiente de los diferentes momentos y de las grandes jugadas, que se producen en el escenario del juego. 

Los análisis y comentarios deben apoyarse en las condiciones física y mental del jugador, en sus conocimientos del juego y en aquellas habilidades y destrezas como jugador y apoyándose en las estadísticas y los record de los jugadores. 

Los análisis y comentarios no deben predominar, sobre el momento del juego, pues el comunicador debe ser lo más certero y objetivo posible, durante la transmisión del hecho deportivo, que se está produciendo, para poder explotar la emoción de la fanaticada. 

.Ese es el momento, en que el periodista y el comunicador, deben hacer gala de conocimientos, habilidades y destrezas para transmitir y comentar, en un escenario de juego de cualquier deporte, sin caer en las condiciones impuestas por los grandes medios. 

Dentro de ese contexto, el periodista y el comunicador, deben estar abocados a producir contenidos locales de calidad, que sean relevantes para el mercado local, nacional e internacional. 

Es más barato para los dueños de medios locales, tener periodistas y comunicadores deportivos, que repitan, que resalten las informaciones deportivas, que se encuentran sujetas, a la estructura mediática de los grandes dueños de medios nacionales. 

Para los dueños de medios locales, resulta más barato pagarle a un comunicador, que este mas sujeto a la matriz comunicacional nacional e internacional, que tener gente especializada, que demuestren sus conocimientos de la cronica deportiva, en sus habilidades para transmitir y en la producción de contenidos locales. 

En ciertos periodistas y comunicadores deportivos locales, hay mucha confusión en el ejercicio de esta profesión, pues han asumidos este oficio a su manera, pensando en obtener un trabajo, adquirir fama u obtener ingresos económicos rápido, mediante "picadas económicas", en diversos medios, sin tener la prepara ración y formación necesaria y requerida para asumir ese rol profesional. 

Muchas veces con esta práctica, se consigue cierto eco y resultados económicos inmediatos, pero al final todo es ruido, pues se carece de una base de conocimientos y de ciertas herramientas para un mejor desempeño del oficio y a que la profesión sea sostenible en el tiempo. 

El gran reto para los periodistas y comunicadores locales, es sumar más conocimientos, desarrollar más habilidades en el aprovechamiento de la nueva tecnología, mejor dominio de las estadísticas de las diferentes actividades y un mejor apego ético, en el desempeño de la profesión y en particular de la crónica deportiva. 

El que esta fuera ve más, que el que está dentro de la actividad del periodismo deportivo local y lo que observamos actualmente y nuestra mirada futura, son señales de crisis, si sus actores no se adaptan a los nuevos cambios, que se vienen produciendo en la crónica deportiva, asumiendo una actitud más responsable frente al cambio, a la exigencia de la formación, a la demanda del mercado y al cultivo de la ética deportiva para volar más alto y poder aprovechar la oportunidad del mercado, que está esperando por propuestas más creativas, atractivas e innovadoras por medio de la producción de contenidos locales y el emprendedurismo, donde los periodistas y comunicadores tengan sus propios espacios comunicacional para hacer negocios y poder construir ciudadanía, ya que los deportes son una expresión cultural de diversión, recreación y ocio de nuestro pueblo. 

Por: Juan Payero Brisso

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes