Puerto Plata, lo tiene todo, pero carece de un liderazgo para conducir la ciudad

Puerto Plata es impresionante, como ciudad marítima, puerto, cosmopolita, turística y cultural. Todos esos adornos los tenemos y siempre nos hartamos de decir, que Puerto Plata lo tiene todo. 

Todos los tenemos, como ciudad y no avanzamos a la manera como sopla el viento. 

Entonces, algo extraño está ocurriendo en nuestra comunidad, pues el liderazgo local, está muy lejos de lo que somos y de lo que aspiramos ser. 

Somos una ciudad marítima, pero siempre de espalda al mar, cuando debiéramos aprovechar y conservar esos recursos marítimos, que no ofrece el océano Atlántico, a favor del desarrollo local. 

Somos una ciudad puerto y nos olvidamos con que contamos con una variedad de puertos para llevar a cabo el intercambio comercial, cultural y el desarrollo del turismo a nivel internacional y no aprovechamos esa gran oportunidad y ventaja, que tenemos con relación a otras provincias y ciudades del Caribe. 

El puerto ha jugado un papel extraordinario, como canal no solo comercial, sino como espacio para el flujo de diferentes corrientes migratorias culturales. 

Somos una ciudad supuestamente cosmopolita, abierta hospitalaria, pero tenemos un liderazgo local con mente cerrada, que no da ningún tipo de apertura a la diversidad cultural ciudadana y a la participación en las decisiones en las soluciones de los problemas de la ciudad y el intercambio cultural, con personas procedentes de otras latitudes. 

Somos una ciudad turística, con gente hospitalaria, solidaria, con espacios naturales, para el desarrollo de un turismo más sostenible, donde las riquezas producidas por esta actividad, sea bien distribuidas, entre todos aquellos que aportan al desarrollo de esta importante actividad, cosa que no ocurre, pues se queda en un pequeño grupo, donde la avaricia, es su norma y no el sentido de la equidad, oportunidad y la justicia. 

Somos una ciudad cultural, donde predominan diversas sensibilidades culturales y sociales, que se manifiestan en las diferentes esferas de la vida comunal. 

Donde nuestro principal activo, como pueblo, es su cultura, su idiosincrasia, sus valores, su forma de vivir, convivir y la manera de relacionarnos con los demás. 

Nuestro liderazgo local, anda al margen de los que somos y de los que pretendemos ser culturalmente, pues la cultura del pueblo, manifestada en las artes, el folclor, las letras, la pintura, escultura, la danza, el deporte, la tiene colocada hacia un lado y solo la ve, en el sentido de eventos artísticos de ¨perreos.¨ 

Una ciudad que dice ser turística, pero carente de infraestructuras culturales y con una gran desidia de nuestras autoridades locales, en la falta de atención y conservación de nuestros patrimonios monumentales y culturales, como es el caso de las casas victorianas y la propia glorieta de la Plaza Independencia. 

Puerto Plata lo tiene todo, pero no tenemos el liderazgo local, que nos permita desarrollar todas las condiciones y oportunidades que tiene Puerto Plata, como ciudad marítima, puerto, turística y cultural. 

El dragón aun duerme, pero más temprano, que tarde, tendrás que despertar, para hacer de nuevo a Puerto Plata, un pueblito encantado. 

Por: Juan Payero Brisso

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes