El desinterés ciudadanos y la pos verdad

La participación ciudadana, resulta muy evidente y precaria, frente a las posibles soluciones de los problemas de la comunidad. 

La indiferencia y la inercia política de la ciudadanía, es muy nociva, pues no permite jugar un papel activo y responsable, para el presente y el futuro del propio bienestar de la población. 

Ese desinterés ciudadano es sumamente perjudicial y no conlleva a un verdadero cambio social. 

En la ciudadanía se debe producir un cambio de mentalidad y de actitud, frente a la confianza y credibilidad de los medios de comunicación, ya que estos son los elementos orientadores de una sociedad. 

Hay que hacer que los medios informen correctamente, apegados a la ética y la verdad, para que cuenten bien la historia de los que acontece en la ciudad. 

La ciudadanía debe asumir un rol reflexivo, analítico y participativo, frente al surgimiento en los medios de comunicación de las llamadas “noticias falsas” o la pos verdad. 

El pueblo y la propia ciudad, no se encuentran ajenas frente a la presencia, a la nueva cultura de un periodismo basado en la llamada posverdad. 

Muchas personas hoy, no están creyendo en lo que se dice en los medios tradicionales, se han refugiados en las redes sociales, creyendo en los hechos, sino que también están creando sus propios hechos y verdades. 

Es como hacer creer, de que todos los que se dice en las redes sociales son verdades y son validadas, por todos aquellos que postean una información, haciéndola viral, para quienes les siguen. 

Esta situación tiene que cambiar, y no sometiéndonos a la dictadura de la verdad de las redes, los comunicadores y periodistas, deben exhibir un ejercicio periódico más profesional, más investigativo y más éticos, para poder orientar a la ciudadanía, sin provocar ningún tipo de eco o mareo, a la hora de informar u opinar. 

Así como estamos empeñados en construir ciudadanía, para que esta asuma un papel activo y responsable, frente al poder, debemos estimularla a que su mayor preocupación, sea el bienestar y el desarrollo sostenible de su ciudad. 

El desinterés y la apatía ciudadana, debe ser alejada y hacer del ejercicio ciudadano un verdadero contra poder, contra la llamada cultura de la posverdad y hacer que el periodismo cumpla su papel con sentido profesional y ético a favor de la ciudadanía y el propio destino de ciudad. 

Por: Juan Payero Brisso

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes