El papa equipara el aborto a recurrir a un "asesino a sueldo"

El papa Francisco comparó este miércoles la interrupción voluntaria del embarazo con recurrir a "un asesino a sueldo", en la homilía pronunciada durante su tradicional audiencia en la plaza de San Pedro del Vaticano.

"Interrumpir un embarazo es como eliminar a alguien. ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?", preguntó el papa argentino a los numerosos fieles congregados en la explanada.

"¿Es justo contratar a un asesino a sueldo para resolver un problema?", prosiguió saliéndose del texto que tenía preparado. "Eliminar a un ser humano es como contratar a un asesino a sueldo para resolver un problema", insistió.

El papa criticó en su homilía "la pérdida de valor de la vida humana" debido a las guerras, la explotación y la cultura del desecho.

Y agregó a esta lista la supresión de la vida en el vientre materno "en nombre de la salvaguarda de otros derechos". "¿Pero cómo un acto que suprime la vida inocente puede ser terapéutico, civil o sencillamente humano?", se preguntó el pontífice argentino.

Un enfoque contradictorio

Un enfoque contradictorio también permite la supresión de la vida humana en el útero materno en nombre de la salvaguardia de otros derechos. Pero, ¿cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su nacimiento? Y yo les pregunto – agrega el Pontífice – ¿Es justo quitar una vida humana para resolver un problema? ¿Qué cosa piensan ustedes? ¿Es justo? ¿Es justo pagar a un sicario para resolver un problema? No se puede, no es justo quitar la vida a un ser humano, incluso pequeño, para resolver un problema. Es como pagar a un sicario para resolver un problema.

La violencia y el rechazo de la vida nacen del miedo

Para el Papa Francisco, estos enfoques y este modo de actuar, la violencia y el rechazo de la vida nacen del miedo. “La aceptación del otro, de hecho, es un desafío al individualismo. Pensemos, por ejemplo – precisa el Papa – cuando se descubre que una vida que está por nacer, es portadora de una discapacidad, incluso de una discapacidad grave. Los padres, en estos casos dramáticos, necesitan una verdadera cercanía, una verdadera solidaridad, para afrontar la realidad superando temores comprensibles. En cambio, a menudo reciben consejos apresurados para interrumpir el embarazo, es decir, esto es un modo de decir: interrumpir el embarazo significa quitar la vida a uno, directamente”.

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes