Espérenlos que allá van por: Ramiro Francisco

Muchos “lideres” de nuestra política partidista incluyendo a todos los colores, tienen por buena costumbre continuar haciendo lo que han hecho siempre. Engañar a los posibles votantes con cantos de sirena.

Repiten sus “tácticas y estrategias” debido a los buenos resultados obtenidos en las elecciones. Y si las cosas salen bien…¿Para qué cambiar?

Desaparecen por un buen tiempo. Se olvidan de quienes viven en lugares vulnerables y de peligro para la vida.

Se dejan ver con una mano de guineo, una funda con alimentos crudos, una funda de almohada, un mosquitero, una funda con pan “sobao o de agua”, un canastillo para recién paridas, a veces, doscientos pesos, un abrazo y sonrisas...si posible, toman sobre sus hombros cualquier “tiguerito de nuestras barriadas”, suelen sentarse y tomar café en casa de cualquier familia pobre.

Es parte de su “márketing de la pobreza” como bien sostiene el amigo Jorge Martinez Torres. Y muchos de nosotros comunicadores, periodistas, y reporteros gráficos…foto y foto y filmamos hasta los gestos y ademanes del “líder”.

Y se invita. Se les aconseja acudir a la reunión tal en la casa de fulano de tal, donde se les entregarán tarjetas a quienes no las tengan, o se les quitarán a quienes no asistan.

Se planifican sancochos, asopao, locrios, “espaguetadas” como antesala para recibir al “líder” quien va a llevar sus propuestas a la barriada.

A todo esto suele añadirse a veces, un trio a guitarras, un combo o conjunto musical o un perico ripiao, ignorando los más de la misma barriada, que a quienes van a ripiar son a ellos mismos.

Es más, en ese período de campaña electoral, suelen traernos módulos para los motoconchos obtener licencias de manejo de motor. Se mudan los comedores económicos portátiles para diferentes barrios de nuestro municipio, por aquello de que “los pendejos son mayoría y ponen y quitan Presidentes” como bien nos recuerda el inmenso Facundo Cabral.

Y así nos tienen en esa aureola, burbuja, espuma (mareo dicen ahora) de engaños, abusos y aprovechamiento de la pobreza y la ignorancia.

Cuando en nuestro primer párrafo decimos “de todos los colores”, es porque esas situaciones y condiciones, las propician y organizan dirigentes políticos de todos los partidos con ligeras excepciones.

¡Basta ya! No es posible que familias enteras en nuestras barriadas se pasen en las más extremas carencias y condiciones de vida, ante la indiferencia de aquellos que tienen en sus manos al menos, aligerarles la carga.

Problemas sociales que se multiplican y se agravan y solo entonces, en las campañas políticas algunas de nuestras autoridades y aspirantes a cargos electivos se dejan ver caminando por las calles pretendiendo llevar soluciones que retardaron por tanto tiempo.

En esas condiciones y sin un real cambio, digámosle no a esos malos políticos. De cualquier partido.

Despertemos contra quienes están en el poder, por la negligencia mostrada por tanto tiempo. Contra quienes no están en la administración, porque tampoco alzaron sus voces junto a las comunidades en reclamo de mejores condiciones de vida. Prefirieron el mutismo y la connivencia.

¡Basta, aún hay tiempo!!¡Prepárense que allá van!

ramiro_francisco@yahoo.com

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes