Nuestro futuro en la era digital no debe estar en manos de las fuerzas del mercado

El Secretario General de la ONU llama a reflexionar sobre las oportunidades y beneficios producto de la revolución digital y subraya la urgencia de diseñar políticas ad hoc que regulen ese universo para minimizar los riesgos y no permitir que la tecnología domine a los seres humanos.

António Guterres advirtió este lunes del impacto negativo que pueden tener el internet y las redes sociales cuando se les utiliza para propagar el discurso de odio, o bien para reprimir, censurar o controlar a la población.

“Junto a los enormes beneficios que pueden traer, han surgido nuevos problemas en cuanto a la ciberseguridad, los datos y la inteligencia artificial”, apuntó Guterres durante la inauguración del Foro para la Gobernanza del Internet, un debate de tres días que se celebra en la sede de la UNESCO en París, con la participación de unos 3000 delegados de todo el mundo.

El líder de la ONU encomió los esfuerzos de algunos gobiernos por promover las discusiones sobre la regulación del mundo digital y sostuvo que esas conversaciones deben ser multidisciplinarias e incluir a una gran variedad de actores de todos los ámbitos.


La tecnología debería empoderarnos, no dominarnos

La cooperación debe moverse al ritmo de las nuevas tecnologías y abordar los puntos de vista tecnológicos, económicos, jurídicos y de derechos humanos, señaló.

“Cuando discutan sobre datos e inteligencia artificial, podrían invitar a filósofos y considerar la ética. Podrían incluir antropólogos y otros tipos de especialistas que normalmente no son invitados a las reuniones sobre tecnología”, abundó.

Para el debate sobre redes sociales, haría falta escuchar a los politólogos y científicos sociales. “Precisamos una gama amplia de conocimientos, pericia e ideas para encontrar un equilibrio correcto de las políticas”, consideró Guterres.

Además de cooperar, instó a crear un lenguaje y referencias comunes que faciliten el entendimiento entre los responsables de elaborar las políticas y normativas.

Y en vista de que la revolución digital afecta a toda la gente, las discusiones sobre la gobernanza de internet deben abarcar a las voces más débiles, a menudo marginalizadas, como las mujeres, las personas con discapacidad, los ancianos, los jóvenes y otros grupos subrepresentados o ausentes de los debates.

Empoderarnos, no dominarnos

Lo más importante, dijo el Secretario General, es asegurarnos de que estas conversaciones tengan un mayor impacto en la regulación del universo digital.

“La tecnología debería empoderarnos, no dominarnos y, como ha ocurrido con inventos transformadores del pasado, necesitamos establecer políticas que eviten consecuencias impensadas o usos malintencionados”, enfatizó.


No podemos dejar nuestro destino en la era digital en la mano invisible de las fuerzas del mercado

Las discusiones sobre la gobernanza del internet no deben quedarse a un nivel de debate. Deben desarrollarse políticas y marcos normativos, insistió Guterres.

“No podemos dejar nuestro destino en la era digital en la mano invisible de las fuerzas del mercado. Pero las formas clásicas de regulación no son adecuadas para muchos de los desafíos que supone esta nueva realidad”, alertó.

Por ello, hará falta un tipo de colaboración no tradicional e innovadora entre gobiernos, sector privado, centros de investigación y sociedad civil.

“Cuando se trata de gobernanza del internet, debemos ser tan creativos y audaces como quienes lo crearon”, puntualizó el Secretario General.

Comparte en:

 
Copyright © Puerto Plata Al Minuto. Designed by OddThemes