Markus Wischenbart, Héroe o Villano?

Por: Leonardo Medrano

Hace unos meses hemos estado leyendo y escuchando en Medios nacionales, locales y algunos medios internacionales, principalmente de México, Miami, Nueva York, España, Puerto Rico, el escándalo que sacude a Markus Wischenbart y a su esposa Anja, y por ende al proyecto que ambos operan, ‘’Lifestyle Holiday Vacation Club’’, sobre una Litis judicial interpuesta por inversionistas amigos de la pareja dentro de una área del famoso complejo vacacional bajo el nombre de Costa Esmeralda.

Hemos querido realizar 4 artículos que publicaremos cada lunes de cada semana a través de nuestros medios y de medios independientes amigos que quieren lo mejor para Puerto Plata, sobre este tema que nos aparece en nuestras redes sociales cada día, queremos llamar a la atención a la sociedad Puertoplateña y solicitarle formalmente a Markus Wischenbart y a su departamento de prensa, que sea sacado de la opinión publica los temas de conflicto que arrastra la empresa hotelera, ya que afecta sensiblemente el destino Turístico Puerto Plata.

Quien les escribe es un abanderado a carta cabal del Turismo en sentido general y como en todos los momentos de mi carrera como comunicador de corte turístico, no quiero quedarme callado ante lo que estoy viendo, quiero expresarme, para que más adelante no se diga que todos escuchamos, vimos y nadie dijo nada, ante un problema que afecta sensiblemente nuestro destino, el estado de derecho y las futuras inversiones.

No entiendo como existiendo instituciones que trabajan en pro del desarrollo del destino turístico, como El Cluster Turistico, Ashonorte, Camara de Comercio, Adompretur, instituciones donde Markus Wischenbart y su empresa Lifestyle son miembros o padrinos, notables Puertoplateños, doliente de esta tierra de Luperón, no hayan intervenido en este problema que salpica al destino a través de la prensa y redes sociales cada día, vemos un pugilato entre abogados y grupos de periodistas que protegen y defienden intereses de ambos lados provocando con esto una andanada de publicaciones que lo único que están provocando es alejar de la zona posibles nuevas inversiones, porque cuando se habla del caso se dice en Puerto Plata, respetamos el derecho que tiene cada quien de poner sus servicios profesionales a la disposición del mejor postor, pero debemos crear conciencia poniendo por delante los intereses comunes antes que los particulares.

No sabemos si los presidentes de estas instituciones o sus directores no leen o no les interesa Puerto Plata, pero ha llegado ya el momento de que los dolientes de este destino que nos ha costado mucho sacrificio levantarlo nuevamente intervengan en este problema que nos es solo de Markus y su esposa, es del destino Puerto Plata y La Republica Dominicana en sentido general, estamos cada día en los principales titulares en medios Locales, Nacionales e internacionales con este tema que debe ser tratado única y exclusivamente en los tribunales del país.

Nadie en Puerto Plata podría tener más agradecimiento que yo con Markus y su esposa, por su desinteresado apoyo a mi proyectos de los premios The Caribbean Gold Coast Awards, y mis eventos infantiles, Un día Feliz y Una Noche Feliz, de igual su empresa apoyaron mis medios de comunicaciones por más de 14 años de forma continua, por esto hago un llamado a sus defensores para que no vean estos artículos como flechas para su AMO, mañana Markus y su esposa se van del destino Puerto Plata como se han ido otros que han llegado y el problema quedara en Puerto Plata y de la misma manera que agradecemos todo su esfuerzo para ayudarnos a levantar el destino de esa misma manera debemos pedirle que respeten el destino que lo ha recibido con las manos abiertas y les ha apoyado en todos sus proyectos donde él y su esposa han logrado éxitos y ganancias incalculable.

No es para nadie un secreto que Lifestyle Holidays Vacation Resort es uno de los proyectos turísticos más importantes de la zona norte donde más de 3 mil colaboradores de Puerto Plata realizan sus labores y donde la media de ocupación cada año ronda el 90% al cierre, es por esto la importancia de buscarle una solución urgente a este conflicto.

Nuestra sugerencia como medio y pensando siempre en lo mejores intereses para Puerto Plata es que se forme una comisión que pueda incluir aparte de los presidentes de las asociaciones e instituciones mencionadas arriba a; Cesar José de Los Santos por el lazo de amistad que lo une a Markus y Anja, también al alcalde de Puerto Plata y el de Maimón donde se les solicite formalmente a Markus y a la otra parte envuelta en esta Litis judicial cooperar con el destino y sacar de los medios de comunicación este tema que de continuar su curso podría dejar daños irreparable al destino.

No quiero profundizar sobre lo que se ha escrito de este caso porque ya es de todo conocido, pero si quiero dejar claro que en los próximos artículos analizaremos si es necesario, porque debemos detener esta andanadas de noticias negativas sobre este tema que lo único que ha provocado que Abogados, Periodistas, Comunicadores, Blogueros y medios independientes profanen temas desconocidos para muchos y muy dañino para las futuras inversiones en el destino, de igual manera hace daño a la promoción que se le hace al Destino Puerto Plata en la diferentes ferias nacionales, e/internacionales donde este tema de una u/otra manera son comentados por agentes y tour operadores interesado en enviar sus clientes a Puerto Plata.

Quiero dejar claro a lo que defienden intereses que debemos guiarnos de las palabras expresada por el Ministro de Turismo de La Republica Dominicana Francisco Javier García en su último discurso en Puerto Plata, donde decía que debemos ser primero Puertoplateños y despojarnos de los otros trajes que poseemos, lo expreso nuevamente en este primer artículo si no paramos este tema en los medios de comunicación TODOS seremos responsables de su desenlace, espero que le llegue el mensaje al señor Markus Wischenbart, quien al termino de estos escándalos podría ser el Héroe o el Villano.
Con la tecnología de Blogger.