Para ti, Joven por: Ramiro Francisco

A mis hijas con cariño

Hoy es Día Nacional de la Juventud en nuestro país. Escucharemos y leeremos enjundiosos discursos sobre el papel de nuestros jóvenes en la sociedad, los aportes que se espera de ellos, lo que realiza el gobierno desde ministerios diferentes a favor de una juventud sana.

Tal vez, se resalte que cerca de un 20% de los jóvenes dominicanos entre 15 y 30 años, no estudian ni trabajan y además carecen, no tienen las competencias o aptitudes, que demanda el mercado laboral.

Cierto que a través de los programas de becas que maneja el Ministerio de la Juventud se habla de haber impactado o beneficiado a cerca de 25 mil jóvenes de diferentes provincias, al incluir aquellos que han sido beneficiados para estudiar fuera de República Dominicana.

Cada año lo mismo, y muchos no queremos aceptar que son más los jóvenes desencantados que abandonan los estudios y los que pueden permanecer hasta concluirlos y graduarse, se encuentran con la terrible realidad que no pueden insertarse al mercado laboral como desean.

Lo mismo de cada año, donde se nos revela la verdad amarga en que la mayoría de actos reñidos con la ley, son cometidos por personas con edades que oscilan entre los 17 a 31 años de edad.

No solo eso, un alto porcentaje de los internos (presos), en gran parte de las cárceles de nuestro país, son jóvenes.

La vida fácil, padres complacientes, ausencia de disciplinas, distorsiones en los programas oficiales, embarazos y ser padres adolescente, sumada la falta de consecuencias, es caldo de cultivo para muchos jóvenes desertar de las escuelas y dar pasos en el campo de la delincuencia.

Felizmente como tiene que ser, no todos los jóvenes están en malos pasos. Estudian, son emprendedores, trabajan, se trazan metas y luchan por alcanzarlas.

Los que hoy tenemos como Padres de la Patria, iniciaron sus luchas siendo muy jóvenes. Otros que a través del tiempo y guardando la distancias, han hasta ofrendado sus vidas por una mejor nación, han sido jóvenes.

¡De los jóvenes se espera mucho! Los jóvenes tienen que aportar y mucho para alcanzar los grandes cambios socio-políticos que necesita y requiere nuestro país.

Deseamos jóvenes capacitados. Que luchen por sus ideales. Que no se tuerzan. Que no sean serviles ni se dejen ser tratados como tales. Que luchen, en sus barriadas y sus propias comunidades. No hay que ser enemigos acérrimos de las autoridades, para demandarles el cumplimiento de la ley.

Anhelamos jóvenes que tengan muy claro, lo que es ser ciudadano.

Los viejos, no podemos mostrar tantos celos, egoísmos y envidias contra jóvenes talentosos, que desde diferentes campos de servicio hacen cuanto pueden para hacer de República Dominicana una nación que logre alcanzar reales niveles de crecimiento y desarrollo.

ramiro_francisco@yahoo.com
Con la tecnología de Blogger.