Los Estados Unidos obtuvieron 'El Chapo' Guzmán - ahora quieren obtener sus $ 14 mil millones

Después de 12 semanas de testimonio y deliberación, un jurado federal en Nueva York esta semana condenó al jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, por los 10 cargos que enfrentó, incluido el tráfico de drogas y el lavado de dinero.

Guzmán será sentenciado el 25 de junio y se enfrenta a un período de por vida, que los 61 años de edad probablemente pasarán en ADX Florence en Colorado, una prisión de máxima seguridad de la que ningún preso ha escapado .

Pero el dinero que los fiscales quieren apoderarse del capo no se encuentra.

Una acusación de 2016 en la que se nombró a Guzmán y al colega líder del cartel Ismael "El Mayo" Zambada dijo que, una vez que se haya declarado culpable en el primer recuento, que maneja una empresa criminal continua, los EE. UU. Buscarán los ingresos o bienes obtenidos a través de esa empresa o que se utilizarán para esa empresa ". por lo menos aproximadamente ... $ 14 mil millones ".

Las confiscaciones de líderes de cartel condenados no son inusuales. Se les ha ordenado a otras personas que paguen sumas sustanciales.

Al declararse culpable en 2010, el ex líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, a quien Guzmán pronto podría unirse en ADX Florence, recibió la orden de renunciar a $ 50 millones.

En 2017, Alfredo Beltrán Leyva, ex líder de la Organización Beltrán Leyva, fue condenado a cadena perpetua y se le ordenó la pérdida de $ 529 millones, que se redujo de la solicitud de $ 10 mil millones del gobierno de los Estados Unidos.

En noviembre, Vicente Zambada-Niebla, hijo de "El Mayo" Zambada y testigo contra Guzmán, acordó perder $ 1.370 millones como parte de dos acuerdos de culpabilidad.

Los 14 mil millones de dólares que el gobierno espera de Guzmán es el valor más alto asignado a sus actividades criminales, pero no está claro cómo llegaron los fiscales a ese número o si ese dinero existe.

Los 14 mil millones de dólares fueron "la cantidad de dinero acumulada en función de su empresa de narcotráfico, pero [los fiscales de los EE. UU.] Nunca explicaron realmente de qué provienen los 14 mil millones de dólares", Duncan Levin, ex fiscal adjunto de los EE. UU. Que se centró en el lavado de activos y activos. decomiso, dijo Business Insider.

"El gobierno de los EE. UU. Buscará una sentencia de decomiso en su contra por la cantidad de dinero que estiman como resultado de su ofensa", dijo Levin, ahora socio gerente de la firma de abogados Tucker Levin. "Si vale la pena o no, si puede pagarlo o no, es casi irrelevante".

Cuando EE. UU. Captura una cifra como Guzmán, "establecieron una cantidad sin saber realmente si el acusado posiblemente tiene tantos activos", dijo Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la Administración de Control de Drogas de EE. UU., A Business Insider.

"Lo que tendrán que hacer ahora realmente descomponer el número [de $ 14 mil millones] y buscar un fallo monetario en su contra", dijo Levin.

"Obviamente, se ha hecho bastante rico gracias a su actividad ilegal, por lo que definitivamente hay dinero, pero no está claro si serán capaces de demostrar una cantidad específica en dólares", agregó Levin. "Pero se les permite extrapolar y estimar para llegar a un monto en dólares, y eso es probablemente lo que harán".

La naturaleza del negocio y de narcos como Guzmán significa que gran parte del dinero ya se ha gastado.

"No creo que Chapo Guzmán tenga $ 14 mil millones, y aunque el cártel de Sinaloa gana mucho dinero, todavía tiene muchos gastos", dijo Vigil, señalando a las miles de personas en la nómina del cártel ; a gastos como aviones, automóviles y camiones, narco submarinos e incluso túneles de contrabando transfronterizos ; ya las pérdidas por incautaciones de envíos de medicamentos por un millón de dólares. (Esos envíos valen mucho más una vez que se venden en las calles de los EE. UU.)

Las estimaciones de los fiscales no suelen contabilizar los gastos operativos, dijo Levin.

Algunas de las exorbitantes ganancias del cártel permanecen en los EE . UU. , Pero sumas importantes llegaron a Guzmán y sus asociados en México, donde se difundieron.

"La mayoría de estas personas, como Chapo Guzmán y otros narcotraficantes, invierten el dinero en propiedades en todas partes", dijo Vigil.

Un antiguo miembro del cartel que testificó contra Guzmán dijo que además de aviones privados, yates y lujosas vacaciones internacionales, Guzmán compró casas en todas las playas y en todos los estados de México.

En su casa en la playa de Acapulco, dijo el testigo, Guzmán tenía un zoológico con un " pequeño tren " que podía montar para ver leones, tigres y panteras.

También hay inversiones más prácticas, como ranchos y propiedades comerciales, que ayudan a lavar dinero sucio. En la capital de Culiacán, en el estado de Sinaloa, que ahora se conoce como el terreno de los hijos de Guzmán, "tienen granjas lecheras, centros comerciales. Incluso tienen guarderías", dijo Vigil. Narcos también financia iglesias, equipos deportivos y organizaciones benéficas para crear buena voluntad. La pérdida de fondos fue lamentada por algunos en la ciudad natal de Guzmán luego de su condena.

Encontrar esos activos en México, confiscarlos y extraer su valor tendrá que ser un esfuerzo bilateral.

A través del Tratado de Asistencia Legal Mutua, los EE. UU. Y México "comparten información y trabajan juntos en colaboración en ciertos proyectos de aplicación de la ley", incluida la confiscación de activos, dijo Levin.

Bajo ese acuerdo, los EE. UU. "Trabajarán con un gobierno extranjero para tratar de identificar activos y, a través del proceso MLAT ... confiscar bienes e intentar devolverlos a las víctimas en los Estados Unidos", agregó Levin.

A mediados de 2017, el fiscal general de México dijo que su país había encontrado solo activos menores que pertenecían a Guzmán y que Estados Unidos " no había encontrado ni un dólar ", principalmente porque Guzmán "no usaba el sistema financiero".

Las enormes cantidades de efectivo que manejaba el cartel de Sinaloa serían difíciles de ocultar, dijo Levin. "Supongo que ha creado una red de compañías fantasmas y otros asociados para ocultar sus activos", pero las autoridades de los EE. UU. Son expertos en "separar las compañías fantasmas y encontrar dónde realmente pertenecen los activos".

En 2014, el Departamento del Tesoro nombró a 288 compañías que tenían en la lista negra desde 2007 por su participación en el lavado de dinero vinculado a Guzmán.

"Entonces, creo que es muy poco probable que no encuentren nada", agregó Levin. "La pregunta es qué tanto está dispuesto a hacer el gobierno mexicano para ayudar al gobierno de los Estados Unidos a tratar de efectuar una orden de decomiso".

El juicio de Guzmán desencadenó una avalancha de acusaciones de corrupción, implicando a políticos y funcionarios de seguridad mexicanos en todos los niveles, incluidos los dos presidentes anteriores, Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

Ambos negaron las acusaciones, pero la podredumbre generalizada en las instituciones de México puede ser un obstáculo.

"Hay denuncias en el caso de que el gobierno mexicano estaba aceptando sobornos, o ciertamente algunas personas lo estaban", dijo Levin, y agregó que aún estaba por verse "cuán cooperativas estarán para tratar de encontrar activos".

"Creo que al final del día, el gobierno de Estados Unidos terminará con un juicio monetario que no será fácil de cobrar", dijo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se ha alejado de la estrategia de seguridad de sus predecesores, conocida como la Estrategia Kingpin, que se centró en capturar o matar a criminales de primer nivel y, en cambio, recurrió a fomentar el desarrollo y erradicar la corrupción. (Cuando se le preguntó sobre la captura de Guzmán durante una visita a Sinaloa en 2016, López Obrador dijo que el " cartel " que más roba fue dirigido por Peña Nieto).

La administración de Peña Nieto capturó o asesinó a 110 de los 122 sospechosos considerados de alta prioridad, aunque obtuvo pocas condenas.

Esta semana, López Obrador realizó la primera visita presidencial en memoria reciente a Badiraguato, el municipio de origen de Guzmán en el estado de Sinaloa, donde elogió a los locales y anunció planes de desarrollo, incluida una nueva universidad.
Con la tecnología de Blogger.