Vocación de servicio, habilidades, oportunidades y compromiso con el futuro

Estamos presenciando en MLB un fenómeno interesante muchos jóvenes hijos de grandes súper estrellas llegando por su gran talento, sacrificio y dedicación, Vladimir Guerrero Junior, Fernando Tatis, Cavan Biggio, Bo Bichette por ejemplo.

Ellos han alcanzado llegar al mejor béisbol del mundo no por los méritos de sus padres sino porque se han abierto el camino con su talento, y sus habilidades, no tuvieron el impulso del nombre o de los recursos económicos ganados por sus padres en buena lid.

Es una experiencia formidable ver estos jóvenes abrirse paso por sus propios esfuerzos, iniando el camino para forjar su presente y su futuro anhelado.

En la política dominicana ocurre exactamente lo contrario, vemos jóvenes tratando de ingresar a las actividades y convertirse en precandidato a diputados en Puerto Plata,  contando con el nombre y los recursos, sin hoja de servicios, sin trabajo social, sin contacto con las bases de sus partidos políticos.

Un reflejo de que subestiman a las personas y que cuentan mucho en el modelo clientelar para alcanzar sus propósitos, que en vez de hacer propuestas, presentar proyectos de mejora y alejarse de ese modelo existente que denigra la dignidad del votante, prefieren confiar en la repartición y la entrega de dádivas, más que mostrarnos sus talentos y alcanzar llegar a la mejor liga como lo hacen los jóvenes peloteros hijos de miembros del Salón de la Fama, construyendo sus carreras sin esperar ser llamados por los nombres de sus padres o por sus recursos acumulados.

Los jóvenes que se involucran en la actividad política con todos sus derechos, no somos quien para cuestionar sus pasos, ellos tiene en frente un gran reto, ser parte de esos cambios que aspira la sociedad, presentando propuestas en favor de la juventud, para que tengan mayores y mejores oportunidades, empleos dignos y esperanzas al finalizar sus estudios.

Los jóvenes políticos de Puerto Plata tienen como reto ir cambiando la manera de hacer el ejercicio político y logrando que los ciudadanos confíen nuevamente en una actividad que en los últimos tiempos vive una profunda crisis de credibilidad, que ha llenado de desesperanza a la sociedad dominicana.
Con la tecnología de Blogger.