Gobernador Iván Rivera niega que manifestación del Peregrino tuviera apoyo de la gobernación.

Puerto Plata.- El Gobernador de Puerto Plata, Doctor Iván Rivera, indicó que es una grandísima irresponsabilidad cometida por la alcaldía del municipio San Felipe, al colaborar con la concentración de personas en esta localidad, en medio de la crisis del coronavirus que afecta al país y al mundo.

Las declaraciones del representante del Poder Ejecutivo en Puerto Plata, surgen luego de que en la mañana de este domingo, miles de personas acompañaron un desfile de un “peregrino” que llegó a Puerto Plata a “plantar una cruz en playas del malecón de esta ciudad para supuestamente detener la pandemia”, acto que fue respaldado por vehículos y personal bajo el mando del ayuntamiento San Felipe y que contó con la amplificación del sonido del potente equipo de música del nuevo alcalde de esta demarcación, Diomedes Roque García Núñez (Roquelito).

Rivera Bastardo recordó que, “desde el pasado sábado, a través del ayuntamiento de esta demarcación se vienen auspiciando jornadas de desinfección muy mal manejadas, que han aglutinado gran cantidad de personas sin guardar el distanciamiento social establecido para detener la propagación del peligroso covid-19”.

Deploró que con el caso del peregrino y con la jornada de desinfección del sábado, se esté tratando de realizar proselitismo político, con parafernalia propia de campaña política, actos que catalogó de “temerarios”, en medio de la difícil situación que se vive en República Dominicana por causa del coronavirus.

En ese mismo orden, el gobernador Rivera ondenó la actitud de algunas voces dentro del PRM, que dicen que la manifestación del peregrino contó con el permiso de la Gobernación de Puerto Plata y/o de la Dirección Regional Norte de la Policía Nacional, al tiempo que los emplazó a presentar cualquier documento que lo demuestre.

“Después de cometer su error, pretenden echarle la culpa otros, recurriendo a la mentira, y eso la población debe condenarlo”, tronó el Gobenador.

Reveló que inmediatamente se enteró de la concentración y de actitud de las autoridades del ayuntamiento de San Felipe, entidad que ahora dirige el PRM, se comunicó con el presidente de esa agrupación política, el senador José Ignacio Paliza, a quien luego de plantearle la situación y solicitarle su colaboración para frenar todo lo acontecido, gentilmente accedió a intervenir.

Aclaró que, por ser un hombre de fe, es que le pide a la comunidad permanecer en sus casas, para que los esfuerzos de todas las personas que combaten la pandemia en Puerto Plata sean remunerados a través de la erradicación del peligroso patógeno.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.