Puerto Plata con la oportunidad esperada por décadas.

Luego de concluidas las elecciones y dentro de las expectativas por las designaciones del presidente electo Luis Abinader, los puertoplateños en una gran mayoría nos hemos llenado de esperanzas, nuestra sociedad por décadas a exigido de nuestros actores políticos que actúen con liderazgo para lograr las obras que otorguen a nuestra provincia el desarrollo deseado.

Lamentablemente en los últimos gobiernos el liderazgo político no logro dividir sus apetencias personales de las necesidades de la provincia.

La no conclusión de la carretera Puerto Plata a Navarrete (no fue construída a 4 carriles como fue prometida), un nuevo acueducto, la autovía del atlántico, un relleno sanitario, las viviendas de los desalojados de Kosovo, la realización de presas hidroeléctricas, la construcción del emisario submarino (éste no resolvió el problema de la población), el abandono de las instalaciones deportivas y la falta de obras en ese sector, la no terminación de la carretera del Cupey, de Yásica y de Sosua hasta Nagua, son ejemplos de la falta de un liderazgo empresarial, social y político.

No existe una definición consensuada sobre liderazgo político, sino que sus definiciones se han multiplicado al ritmo de la proliferación de los estudios dedicados al tema.

En las últimas décadas, el enfoque del “nuevo liderazgo”, que integra la dimensión personal y contextual del liderazgo político, se centra en la comunicación del líder como medio de definición y consecución de los objetivos políticos y concibe al auténtico líder, no al mero gestor, como un sujeto creador de sentido, como una persona dotada de una “visión” que es capaz de conectar y comunicar con sus seguidores con la intención de organizarlos, dirigirlos, movilizarlos y empoderarlos para la consecución de ciertas metas.

Ese nuevo liderazgo político hoy en nuestra provincia lo representa una figura que ha demostrado que posee: naturaleza negociadora. no exenta de conflicto y de intercambio social del liderazgo.

Un liderazgo que en el plano político ha logrado extraordinariamente ascender a pesar de las dificultades de nuestra sociedad, fue ya el diputado y senador más jóven en la provincia, se convirtió en el presidente de su partido llevándolo a conseguir regresar al poder luego de dos décadas fuera, Jose Ignacio Paliza es hoy la principal figura política de la provincia de Puerto Plata en su historia, eso a las puertas de un gobierno del partido que dirige, nos hace soñar con las obras que tenemos pendientes para que Puerto Plata logre sus sueños.

Próximamente José Ignacio Paliza será posiblemente nombrado en una posición que lo convertirá en el político puertoplateño que haya alcanzado mayor nivel en la administración pública sin ser presidente de la República.

Eso plantea para "un campesino de Puerto Plata" como se definió frente al ministro de turismo, Francisco Javier García en las discusiones poscancelación
de las elecciones del pasado mes de febrero, retos importantes y producen altas espectativas por aquello de que cada quién busca conseguir lo mejor para su provincia.

Sabemos que no será tarea fácil y conocemos las trabas que contiene la gestiones en la administración pública, pero apuesto al compromiso con su provincia, la determinación, la capacidad de negociación, y a la integridad, de Jose Ignacio Paliza, para que Puerto Plata luzca sus mejores galas y presente el desarrollo soñado por décadas al finalizar este gobierno que encabezará el presidente electo Luis Abinader.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.