He actuado siempre de frente al Sol

Diariamente leo muchos de los escritos de muy valiosos Puertoplateños que, utilizando las redes sociales, parecen inscritos en un movimiento aparentemente espontaneo que anhela fervientemente la producción de una transformación de la sociedad que nos ha tocado vivir.

Confieso que admiro a muchos de ellos hasta casi envidiarlos; es por lo que me resulta imposible juzgarlos cuando hacen referencia de mí, calificando algunas de mis actuaciones o atribuyéndome acciones o intenciones que no han comprobado.

He actuado siempre de frente al sol. Asumo las consecuencias de mis actos. No he necesitado del favor de ningún político, ni de los gobiernos que he visto pasar, ni de los que han estado en la oposición, ni de persona alguna en posición de poder; únicamente de Dios.

No he necesitado financiarme con los favores del sector público, ni tampoco del sector privado. Aprendí muy temprano a necesitar poco para ser feliz y así he enseñado a mis hijos. Mi esposa supo desde el noviazgo que, si me aceptaba como su compañero, optaría por una vida que se construiría en base a esfuerzos continuos y dependencia total de Dios.

He servido de manera gratuita y sin facturaciones ocultas. Desear y procurar lo mejor para Puerto Plata me ha costado carísimo. Muchos de los que escriben quizás ni se lo imaginan.

Algunos no podrían imaginarlo porque quizás sean incapaces de hacer ese tipo de sacrificios. Es de juiciosos nadar en dirección a la corriente. Yo he navegado casi todo el tiempo a contracorriente (Esta es una de ellas).

La corriente de cambios ahora pide la cabeza de todos los que no digan “Hágase señor(@)…. del PRM, según su voluntad”. La mentalidad totalitarista demanda absoluta sumisión.

Eso no estaba bien antes; pero parece que ahora sí. Yo vote por el cambio. Ruego a Dios que ocurra en esencia y no solo en apariencia.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.