¡Vuela Pensamiento!

Por: Ramiro Francisco

No lo niego. A veces me dejo llevar por el pensamiento, y camino hasta en los espacios siderales y “veo” la Tierra su satélite y otros planetas, aviones y naves que entran y salen de nuestra atmósfera y en ese mar de Ciencia y Tecnología, de inventos y Conocimientos por llegar, me apresuro a escribir esto al menos, como entretención en estos bendecidos días que nos ha tocado vivir.

Veamos una importante reunión entre caciques, guerreros y Behiques taínos, mayas, aztecas, incas, cheyennes, sioux, araucanos, apaches… allá en la América pre-hispánica.

Aborígenes desde la hoy Canadá hasta Tierra del Fuego, habían recibido “revelaciones” de lo que vendría…conocerían armas de guerra diferentes a las de ellos. Arcabuces, trabuco, cañones, balas, pólvora…en comparación con garrotes, lanzas, arco y flechas de nuestros aborígenes.

Tal vez cuando uno de esos guerreros adelantados en pensamientos solía hablar de esas cosas con sus padres o amigos, le llamaban loco o poseído de “demonios”.

¿Quién iba a decirle a nuestro Restaurador General Gregorio Luperón, al inmenso Simón Bolívar o al ilustre José Martí, que vendrían tiempos en los que se podría mantener una conversación con una o más personas y verlas al mismo tiempo pudiendo estar a cientos y miles de kilómetros de distancia?

Los grandes guerreros de la antigüedad Nabucodonosor, Atila, Julio César, Napoleón Bonaparte, el General Grant entre otros, podían creer en su tiempo si alguien les hablaba de un “aparato de hierro que vuela”…otro “que vuela y puede sostenerse en el aire a voluntad”. ¿Alcanzarían ellos a aceptar como posible si alguien les hablaba sobre los tanques de guerra?

¿Hitler, Mussolini, Hiroito, Roosevelt, Churchill y Stalin comprenderían de qué se trataba si alguien por entonces osaba hablarles de drones?

En la actualidad en que muchos países se afanan por dar al mundo, a la humanidad, la bendición de una vacuna contra el Covid-19 otros, tal vez los mismos, luchan por ser los primeros en darlo a conocer públicamente, los avances o adelantos alcanzados en la teletransportación.

Teletransportación, no solo de partículas atómicas sino de seres humanos con todo lo que eso conlleva.

Cuando el resultado de la ingesta de batatas y aguacates nos permitan “ver” puertas interestelares, agujeros negros, cuevas por las que caminó el Mago de Oz antes de llegar a Ciudad Esmeralda, volveremos sobre el tema.

La Ciencia y los experimentos no se detienen. Puede que usted sea el próximo teletransportado.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.