'Ante la desobediencia, más control pero sin abuso'

Por:  Angel Artiles Díaz

Los gobiernos de las naciones más importantes del mundo han estado anunciando el endurecimiento de las medidas de protección a ser aplicadas el fin de año que se aproxima, debido a los ‘rebrotes’ colectivos de Covid-19.

Italia, Francia, España, Alemania, por citar solo cuatro, ya han establecido los ‘Toques de Queda’ y las prohibiciones de las celebraciones de las festividades de Noche Buena y Año Nuevo. El rebrote es una realidad en todas las naciones del mundo, sobre todo en las más desarrolladas suena la alarma del recrudecimiento de los efectos de esta pandemia de tan terribles efectos.

A los que nos ha tocado ejercer la vida en este territorio insular denominado República Dominicana, el virus nos ha afectado con crudeza y los efectos fuera de las estadísticas oficiales, han sido devastadores.

En principio, tanto el anterior gobierno como el presente de Luis Abinader, realizaron esfuerzos, pero en los últimos tres meses recién pasados, las autoridades han bajado la guardia en el aspecto de control en el cumplimiento de las medidas, tales como: uso de mascarillas, el distanciamiento físico, respeto al horario del ‘Toque de Queda’, etc..

Vivimos una vorágine de desobediencia civil, de desafío a la autoridad, sobre todo a la ‘Policía Indiferente’ que nos gastamos, los que se confabulan con dueños de negocios de expendio de bebidas y en vez de hacer cumplir la norma de los horarios los protegen, la misma que es indiferente ante los dueños de motocicletas sin muflers, los que permiten el tránsito impune de drogodependientes en sus carros con bocinones que casi explotan los cristales de las ventanas de las casas de familia.

¿De qué vale el trabajo tesonero que viene realizando el Ministerio de Salud Pública, si el brazo ejecutor de la mayoría de las medidas de control social de la pandemia, entiéndase la Policía, está de espaldas a la implementación de los controles elementales, comunes y de mayor incidencia en la propagación del Covid-19?

Como sociedad, debemos tomarnos en serio este peligro de lesa humanidad, el Gobierno Dominicano debe endurecer las medidas de prevención, el Superior Gobierno debe halarle las orejas a la ‘Policía Indiferente’, sobre todo de Puerto Plata, en donde se han eliminado los patrullajes de las calles de los barrios populares, en los que a la hora del ‘Toque de Queda’ comienzan las fiestas y los jolgorios porque no hay Policías que, sin abusar, los llamen al orden, al respeto, a la prudencia, a la obediencia y, en última instancia: ACTUAR contra todo acto de soberbia social que propenda a incrementar el rebrote de la pandemia.

No debemos pagar buenos por pecadores, ni se debe recurrir al abuso ni a la violación de los derechos fundamentales desvistiendo el santo de la obediencia para vestir el demonio del abuso. Que se imponga el orden, que vuelvan los patrullajes en las calles de los barrios marginados que es donde mayor incidencia tiene esta pandemia.

Pongámonos al lado del Ministerio de Salud, hombro con hombro con sus autoridades para que la pandemia no nos lleve a todos, que sobreviva la mayoría, hasta los imprudentes que salen todas las noches a adueñarse de las calles abandonadas por la ‘Policía Indiferente’ de Puerto Plata.'

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.