Suns y Hawks muestran su potencial ganador ante la inconsistencia de los favoritos

Los Suns de Phoenix vuelven a ser el centro de atención en la joven temporada de la NBA al tener la mejor marca después de haber ganado su cuarto partido consecutivo y mostrar un gran química en su juego de equipo frente a la inconsistencia de los favoritos al título.

Aunque se dejaron arrebatar una ventaja de 16 puntos, al final los Suns, con el pívot bahameño Deandre Ayton (22 tantos y 11 rebotes) y el veterano base Chris Paul, que anotó la canasta decisiva, encontraron la manera imponerse a domicilio por 103-106 a los Nuggets de Denver.

El escolta hispano Devin Boozer también logró 22 puntos y Paul, el gran fichaje de los Suns en el descanso invernal, con 21 tantos, fueron los que permitieron al equipo de Phoenix ganar por primera vez en Denver desde el 19 de enero del 2018.

Los Suns, que tienen la mejor marca de la liga, han ganado 13 de sus últimos 14 desde su período perfecto dentro de la burbuja de la NBA, en Orlando (Florida), donde tuvieron marca perfecta de 8-0

El equipo de Phoenix no había conseguido marca de 5-1 desde la temporada del 2009-10.

En la misma línea ganadora que los Suns se encuentran los Hawks de Atlanta que tras haber perdido su invicto el pasado miércoles ante los Nets de Brooklyn (145-141) repitieron el duelo en el mismo escenario del Barclays Center y esta vez dieron toda una exhibición encestadora para ganar 96-114 con el escolta Deandre Hunter de líder que aportó 23 puntos.

La victoria permitió a los Hawks ponerse con marca de 4-1 que los deja al frente de la clasificación de la Conferencia Este junto a Filadelfia, Orlando e Indiana.

La combinación del pívot Anthony Davis y el alero LeBron James, que aportaron 60 puntos, 22 rebotes y 15 asistencias, volvió a ser la fórmula ganadora de Los Ángeles Lakers que se impusieron de visitantes por 103-109 a los Spurs de San Antonio, que pusieron el mejor baloncesto de equipos, pero sin estrellas para definir.

Si las tuvieron Los Ángeles Clippers (4-2), pero de nuevo el alero estrella Paul George llegó al campo sin su mejor inspiración encestadora, falló 16 de 22 tiros de campo y 8 de 13 intentos de triples, que al final costaron a su equipo la derrota.

Mientras que el base Mike Conley sí la tuvo con los Jazz al conseguir 33 puntos, incluidos 7 triples de 14 intentos, que hicieron la diferencia a favor de los Jazz (3-2).

Lo mismo que el ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo, que volvió a ser el jugador clave en el ataque de los Bucks de Milwaukee y con un doble-doble de 29 puntos y 12 rebotes los guió al triunfo cómodo de 126-96 ante los diezmados Bulls de Chicago, que solo pudieron presentar a nueve jugadores para el partido.

Los Bucks comenzaron el Año Nuevo con la victoria que les dio el empate (3-3) en la marca global y mantuvieron el invicto (2-0) en su campo del Fiserv Forum, de Milwaukee.

El equipo de Milwaukee anotó 22 triples de 45 intentos, mientras que Antetokounmpo estuvo a dos asistencias de un segundo triple-doble consecutivo.

El reinante dos veces Jugador Más Valioso (MVP), el pasado miércoles concluyó el partido con 26 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias en la derrota por 119-108, que los Bucks sufrieron de visitantes frente a los Heat de Miami.

Otra joven estrella, el base esloveno Luka Doncic, se encargó de dirigir, como siempre, el juego de los Mavericks de Dallas y su aportación de un doble-doble (27 puntos, 15 rebotes y siete asistencias) contriubuyó al triunfo del equipo tejano, que se impuso con facilidad por 93-83 a los Heat.

Los Wizards de Washington no tuvieron a su nueva estrella, el base Russell Westbrook, que recibió descanso al jugar su equipo partidos en noches seguidas, pero sí al escolta Bradley Beal, que aportó 31 puntos y les ayudó a vencer a domicilio por paliza de 109-130 a los Timberwolves de Minnesota.

El triunfo fue el primero conseguido por los Wizards (1-5) en loq que va de la nueva temporada.

También los Pistons de Detroit, que eran el otro equipo de la liga que todavía no había conseguido la victoria, la logró con remontada en los últimos minutos del partido que ganaron por 96-93 a los inconsistentes Celtics de Boston.

El veterano base Derrick Rose se encargó de anotar los tantos claves que permitieron a los Pistons (1-4) superar un marcador adverso de 90-93 y menos de dos minutos por jugarse.

Los Celtics, que llegaron a los dos últimos minutos con tres puntos de ventaja (90-93), no hicieron su mejor defensa ni tampoco pudieron anotar los tantos claves que definieron el partido.

Los que si anotó el escolta-alero Dillon Brooks, que aportó 21 como líder encestador de los Grizzlies de Memphis (2-3), que derrotaron de visitantes 93-108 a los Hornets de Charlotte.

(c) Agencia EFE

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.