Wilson Gómez Ramírez, presidente del Instituto Duartiano calificó como valiente la decisión del presidente Luis Abinader, de construir en la línea divisoria entre República Dominicana y Haití


El presidente del Instituto Duartiano y ex juez del Tribunal Constitucional, doctor Wilson Gómez Ramírez, advirtió que el tema de las parturientas haitianas está generando muchos problemas para el país, puesto que 31,000 mujeres que dieron a luz en 2020 hospitales dominicanos representan casi el 28% del universo de todas las que parieron ese año.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, sostuvo que el país no soporta esa carga frente a sus responsabilidades con los compatriotas carenciados.

“En el año 2020 tuvimos nosotros problemas muy serios, 31,000 partos de mujeres haitianas, el 27 casi 28% de los niños que están naciendo en la República Dominicana son haitianos”, agregó.

Gómez Ramírez aseguró que el presupuesto dedicado a salud pública está afectado en un 15%, producto de la atención a las haitianas parturientas.

“Esto no puede seguir, el país no soporta eso porque este es un país pobre, este es un país con compromiso con muchos dominicanos que viven en situaciones marginales y en situaciones de pobreza extrema”, acotó.

El jurista observó que el país no es una potencia que puede dar porque tiene carencias y no le sobre para facilitar a los vecinos.

“Nosotros hemos hecho un planteamiento público y hemos dicho que hay que establecer tarifas para que todo extranjero que utilice los servicios hospitalarios pague”, enfatizó.

En ese sentido, dijo que en la cuestión de los partos los extranjeros deben pagar como en todas partes del mundo porque el país no se puede echar al hombro una carta tan pesada, independientemente de otras cosas.

“Porque estamos hablando de partos, pero usted va a cualquier centro hospitalario del país y va a encontrar camas ocupadas por haitianos, muchos de ellos, la mayoría, ilegales que están residiendo en esta parte”, adujo.

Demandó de las autoridades aplicar las leyes migratorias porque estas normas no están para tenerlas guardadas y el país está lleno de ilegales sin que haya una reacción ante esta situación.

Pidió a República Dominicana exigir a la comunidad internacional que se una al esfuerzo por la construcción de hospitales del lado haitiano, porque el país no lo puede hacer solo.

“A mi me preocupa porque siempre están buscando la zona fronteriza, Haití tiene espacio como para hacer sus hospitales, que no necesariamente tiene que ser en la frontera”, adujo.

En cuanto al proceso de vacunación por el Covid-19, Gómez Ramírez se mostró de acuerdo con que sean inmunizados los haitianos que residen legalmente en el país.

Sin embargo, sugiere enviar a su país los ilegales, tras afirmar que se desconoce estadísticamente cuántos casos de coronavirus ha registrado el vecino país.

“El Presidente tomó una decisión valiente”

El presidente del Instituto Duartiano y ex magistrado del TC calificó como valiente la decisión del presidente Luis Abinader, de construir en la línea divisoria entre República Dominicana y Haití una doble verja perimetral.

Consideró que el anuncio del presidente Luis Abinader cayó muy bien entre muchos sectores del país.

“Creo que los dominicanos más comprometidos con la suerte de esta patria entienden que fue un acto de valentía, el hecho de que el Presidente haya expresado esa disposición de edificar esa verja perimetral, no solo física sino también desde el punto de vista de un control electrónico con sensores, el uso de rayos infrarrojos”, agregó.

El constitucionalista manifestó que se trata de toda una providencia adoptada con la finalidad de ejercer el control al movimiento y paso de personas, de un lugar a otro, entre haitianos y dominicanos.

Planteó que también eso contribuirá a ejercer un control con el tráfico de sustancias controladas, armas de fuego, contrabando y brindar seguridad para los hombres de armas que cuidan la frontera.

Gómez Ramírez manifestó que el hecho de prever los puntos críticos y hacer un esfuerzo duplicado para dotar de mayor seguridad la frontera es un paso trascendente.

Sugirió al presidente Luis Abinader darle continuidad al proyecto en la frontera y hacer lo posible por alcanzar la mayor parte de la extensión superficial de la frontera.

“De modo que nos aseguremos todos y que se fortalezca para ambos países lo de su ámbito de soberanía, sobre todo en el caso particular la soberanía terrestre y el control de esa zona”, significó.

“No hay garantías de que la situación haitiana deje de ser una amenaza”

El presidente del Instituto Duartiano respaldó que se mantengan los controles en la frontera porque el país no tiene ninguna garantía de que la situación haitiana deje de ser una amenaza para la paz y la tranquilidad de los dominicanos.

“Eso es un asunto que se produce a cada momento, por una razón o por otra, se afectan muchos intereses dominicanos, todo el mundo sabe lo que hay con las propiedades, particularmente los ganados vacunos, caprinos, porcinos, cómo se desplazan esos bienes de un lado para otro, o sea, desde la República Dominicana hacia Haití, sin consecuencias para quienes cometen esas acciones”, agregó.

Comentó que las denuncias de ganaderos, agricultores y personas dedicadas a la actividad agropecuaria son frecuentes.


“Que resuelvan ellos sus problemas de identidad”

El doctor Wilson Gómez Ramírez advirtió que los haitianos son quienes deben resolver los problemas de identidad, dotando de documentos a sus nacionales porque el país no puede cargar con esa responsabilidad.

Indicó que el país ha cumplido con creces su colaboración hacia Haití, que se independizó 40 años antes de que República Dominicana lo hiciera el 27 de febrero de 1844.

“Nosotros no tenemos que estar procurándoles cédulas a los haitianos que están aquí, eso le corresponde a Haití, Haití tiene más de un consulado en nuestro territorio”, agregó.

Gómez Ramírez observó que los consulados tienen funciones electorales y de identidad de los países que representan.

Aseguró que cuando Haití fue una potencia maltrató a República Dominicana, aunque dijo que por eso no se va a retaliar a los haitianos, pero “la verdad tiene que ser dicha”.

“La suerte fue que Duarte y los Trinitarios lograron la independencia, porque si no la hubiesen logrado, ustedes se preguntan y se pueden imaginar dónde estaríamos nosotros dependiendo de Haití, eso hay que pensarlo”, significó.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.