Requiem por los ríos y humedales de Maimon....

(Primera Parte)
Por: Vicente Silverio...

Hubo un tiempo en el que cuando se hablaba de construir algo en Maimon o sus alrededores, se buscaba el consejo u opinión de ingenieros, arquitectos y hasta de geólogos, quienes en sus recomendaciones incluían sus advertencias de que la zona de Maimon, era una "gran reserva de agua" por lo que para levantar cualquier tipo de edificación había que adoptar una serie de precauciones.

Tales recomendaciones no solo se hacían por la existencia en Maimon, de una amplia red Pluvial constituida por humedales, lagunas, ríos, arroyos y cañadas que mantenían su caudal en la mayor parte del año. También se sostenía la tesis de que siendo Maimon un pequeño valle intra montano guarda en su subsuelo un extenso manto de corrientes de aguas subterráneas que podrían poner en peligro cualquier edificación que superará los niveles recomendados.

Lo antes descrito se sustentaba en la exuberancia de nuestra vegetación y por la casi permanente correntia de agua que mantenían ríos, arroyos y Cañadas a tal punto que era Maimon uno de los lugares de más abundancia de especies acuáticas, como Jaibas, Camarones, hicoteas, Guabinas, Dajaos, lisas anguilas y otros especímenes terrestres del reino animal, entre ellos aves silvestres; entre ellas gallaretas, Yaguazas, Guineas, garzas, perdices tortolas etc. Lo mismo que reptiles como iguanas y hasta Jutias.

Igualmente especies vegetales de gran extensión como las Caobas, Robles, Palo Amarillo, Cabirma, Pino macho, Juan Primero, Cigua Prieta, Jagua, Anacahuita y otros que hoy han desaparecido al influjo de la acción depredadora de los nativos y los foráneos.

Todo ese caudal de vida silvestre ha desaparecido de nuestro entorno, dando paso a un panorama de desolación que tiene su primera muestra en la inminente muerte de los otrora ríos Maimon, El Corozo, Arroyo Seco, San Cristóbal, El Piragual y los arroyuelos Las Avispa, La Guarda Raya y Los Dajaos..

Circular hoy por esos lugares es sumergirse en un mar de depresión y de impotencia, debido a la angustia que genera la observancia de nuestro medio natural destruido...

Hasta la próxima....!!!

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.