Del libro La economía, el azar de la historia, la emoción colectiva

(The Economy, the chance of history and the collective emotion)

Autor: Lic. Ángel Artiles Díaz

Muchos planes urdidos en el accionar colectivo dependen no de la lógica planificación, sino de la subjetividad de la suerte, que se apropia de las voluntades y moldea actitudes y transforma la vidas que se desgastan en el vaivén de la poltrona de la espera, aguardando la materialización exitosa de un suceso, planificado o no, dejado al capricho de la utópica suerte.

Por encima de la razón, en muchas ocasiones se impone el azar -aunque no forme parte de ley alguna- y en ocasiones se le haya llegado a atribuir categoría histórica como premisa determinante de muchos fenómenos sociales, conjuntamente con la voluntad y las derivaciones causales, la caracterización de las negaciones económicas y los mecanismos dominantes en la batalla por el poder político. Es que el azar rompe con las certidumbres del sentido común, deshace los bordados históricos impidiendo que funcionen como trama tamizadora por la que debieran pasar las causas concretas, las metas fijadas y la proyección objetiva de los proyectos.

La vida misma es tan poca cosa, que se hace necesaria la idea de la suerte loca para aceptar el universo con su aureola de inmensidad y pasar por las aceras cargando la sobrevivencia como un trofeo que sustituye la evolución, la verdad científica, los precedentes históricos, las disquisiciones teóricas, las variables del ocultismo y los resultados del ensayo-error.

Antonio González Barroso, (2007) proclama que el azar en la física parece ser un descubrimiento relativamente reciente, en la historia su presencia es secular. (Diálogos entre la historia y la física). Isaac Asimov (1920-1992) con infinita paciencia, nos tiende una mano. Sugiere un camino alternativo de los muchos que se multiplican en el horizonte. En Los propios dioses –su multipremiada novela publicada en 1972- propone la idea de universos paralelos muy diferentes donde las constantes universales han colapsado en diferentes valores dando características únicas a cada universo. ¿La historia está en condiciones de asumir la interpretación de los hechos desde miradas tan heterodoxas?

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.