Las algas marrones (Sargazo) y turismo; Una apuesta en la Gestión de Destinos Turísticos Litorales Sostenibles

Por: Otto Cordero


EL SARGAZO DESLUCE, REPUGNA Y HUELE MAL, PERO ES UNA ALTERNATIVA ECOLÓGICA Y DE DESARROLLO. Desde 2011, lechos de sargazo se han quedado varados de forma más o menos masiva en las costas de la cuenca del Caribe y el Golfo de México. Estos varamientos perturban la biodiversidad y la vida económica (en particular el turismo) y pueden conllevar un riesgo de salud pública.


Por eso no conviene que nuestras áreas turísticas estén afectadas con estas algas. El rechazo que genera entre los visitantes extranjeros eventualmente nos crea una imagen de destino indeseable. Por suerte, existen algunas iniciativas pero sin un Norte franco que podrían y prometen conjurar el problema que hoy y los años venideros agota y desborda nuestras playas llenas de magias.


El problema es de larga data, pues siempre ha existido sargazo en la región del Gran Caribe y el Atlántico Norte, y por las proyecciones seguras con nosotros por tiempos inmemoriales, con una periodicidad mayor cada tres (3) años 2012, 2015, 2018, 2021, 2024.... De ahí que los entornos inmediatos a nuestras zonas costeras se ven arropados por dichas algas, pues nunca se aplican los protocolos en la detección temprana, no se recogen ni se tratan adecuadamente.


El otro gran daño es al medio ambiente. Por la contaminación que provoca, el Sargazo crea un inmenso riesgo de sanidad ambiental. Acumulado penetra los suelos y contamina los acuíferos, poniendo así en peligro el suministro de agua fresca para los enclaves. También puede contaminar el agua de mar, con sus negativas consecuencias para la biodiversidad marina y para los usuarios de nuestros litorales.


Cómo Mar del Sargazo es de vital importancia en temas de biodiversidad debido a que alberga diferentes especies marinas, funciona como refugio para crías de tortugas marinas y como estación de descanso para especies migratorias como aves, peces, entre otros. Constituye una fuente importante para las pesquerías, debido a que estás especies utilizan de manera regular los bosques de Sargazos, fundamental para garantizar la conservación de la biodiversidad y mantención de la pesca en zonas costeras.


La detección temprana, recogida, centros de acopios y destino final de estás algas es un clásico de responsabilidad compartida, esencialmente pública. El rol de los gobiernos municipales y de los sectores y actores locales es, por tanto, imperativo.


En nuestras áreas turísticas y en especial las más afectadas por la presencia de estás algas marrones, se están dando signos de imitación, pero no son suficientes y se ven como alternativas de soluciones aisladas, y no como una gestion ambiental global que requiere de ingentes esfuerzos de investigación, logística, equipamientos y lo más trascendental recursos económicos financieros bien orientados en interés de reducir sus costos de manejo y generar nuevos ingresos y empleos, pues sus usos y aprovechamiento, así lo indican.


Una vez que el Estado y sus organismos claves en la problemática (MIMARENA-MITUR-ARMADA DOMINICANA, el orden es lo de menos), las organizaciones empresariales, sociedad civil y las comunidades costeras tomen como iniciativa las variables y dimensión ambiental a su accionar, es momento de planificar, pues en este escenario el crecimiento ocurre, mientras que el desarrollo debemos planificarlo.


Se precisa que: La realización de un foro Ministerial-Legislativo e institucional para análisis y discusión con el tema: Sargazo: "Retos y Oportunidades"; Crear el Consejo Técnico Consultivo de Sargazo, integrado por Centros de Investigación, universidades, autoridades ambientales, grupos empresariales hoteleros, entre otros. Su objetivo será asesorar al gobierno en el diseño, gestión, aplicación y evaluación de un Plan de Acción de Manejo del Sargazo en la República Dominicana; Generar los compromisos pertinentes desde el Estado en la generación de recursos económicos para comentar un turismo responsable y sostenible que garantice a los turistas y visitantes un entorno adecuado, saneado, limpio y libre de toda contaminación.


El mayor desafío actual para el Estado consistirá en tangibilizar la gestión ambiental ante la problemática del Sargazo, desarrollando acciones concretas sobre aspectos que degradan el medio ambiente y sus recursos costeros, base fundamental del desarrollo turístico. Se sugiere que las iniciativas en el tema del Sargazo-Turismo, el cual ha de ser muy importante, esten dirigidos por personas que se creen saben y dominan varias especialidades.


_Un destino turístico sostenible es aquel que adopta un conjunto de medidas globalizadoras realizables que se extiende a todas las fases del ciclo de vida e incardina su desarrollo general en el contexto económico, sociocultural y medioambiental._


Si el país invierte en esto, estaría haciendo la mejor estrategia promocional. Buen vergel....buena floresta.


Otto Cordero, Geógrafo, Máster en Gestión y Planificación Territorial. Máster en Manejo Integrado de Ecosistemas Costeros y Marinos. MBA Gestión Turismo Sostenible

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.