Mamá tenía razón

Por: Ramiro Francisco

Una información que leemos hoy en el periódico puertoplatadigital, da cuenta del apresamiento realizado por agentes policiales a varios jóvenes de los llamados “piperos o tecatos” y que suelen tener como zona de acción el conocido Centro Histórico de la ciudad.

Tal vez sea, una respuesta de las autoridades al clamor de los vecinos de toda esa área, y además, luego de una importante reunión realizada recientemente en la Cámara de Comercio, donde se trató el tema.

Acude a mi escasa memoria el dicho aquel de ”Chivo que no grita…”

La foto que aparece en el señalado escrito, muestra algunos rostros que sin expresarse verbalmente, dicen…¿Qué es esto? ¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí?

Y pensar que no han transcurrido 72 horas en que alguien entró a robar a una de las residencias del Centro Histórico, e hirió con un arma blanca a una persona que se percató de su presencia.

Enfermos o no, se han convertido en una amenaza para residentes y transeúntes.

¿Esos jóvenes tienen sus familias en Puerto Plata? ¿Cuál es su papel con ellos? ¿Cómo llegaron a ese estado? ¿Dónde le venden la “lechuga, berro, repollo, tomates, zanahoria, remolacha y brócoli” que los mantiene y lleva, a esos estados alterados de conciencia?

¿Conocen quienes convocan reuniones y las autoridades todas, donde están esos “ventorrillos, colmaditos y pulperías que expenden esos "vegetales"?

¿Saben acaso dónde quedan esos “lugares de compra-venta”, en los que esos “piperos y tecatos” venden lo que obtienen en complicidad con la soledad y oscuridad de las horas nocturas?

¿Apresarán por igual a quienes hacen negocios de comprarles y venderles a esos “piperos y tecatos”?

A veces, desobedezco. Pero mamá, tenía sobrada razón en decirme que no hablara de estas cosas.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.