Por un Diálogo Franco y Abierto entre la Dirigencia y las Bases del PRM

Por: Ramiro Francisco

La situación por la que atraviesa el partido de gobierno, el partido oficial, el PRM, no es que sea de “pronóstico reservado”, pero hay que ponerle atención como se está haciendo.

Se dice, que “las experiencias del pasado, aleccionan para el porvenir” y en los barrios decimos que no es bueno tropezar tantas veces con la misma piedra.

Si muchos dirigentes del PLD hubieran alzado sus voces cuando se les impuso aquel candidato…!Quién sabe lo que hubiera pasado! Pero se quedaron callados por miedo, por respeto o por lo que sea, vinieron los desencantos, las falsas sonrisas y abrazos, las traiciones…y fueron echados del poder.

Insensato sería negar los desencantos que existen en las bases del PRM. Con razón o sin ella. Por desconocimiento o por lo que sea. Por el alejamiento e indiferencia de algunos de la llamada altas instancias, si vamos a dar crédito a algunas denuncias hechas públicas.

Lo cierto desde nuestro punto de vista, es que hay una reacción desde el mismo gobierno y las propias altas autoridades del PRM en preservar la unidad partidaria, por lo que se realizan importantes reuniones con la llamada bases del partido.

Es válido recordar, que la oposición realizará cualquier esfuerzo, estratagema, plan o lo que sea, para que el distanciamiento, pesadumbre e inactividad se mantengan.

Así se olvidan de ellos como oposición y pasan el tiempo “sacándo los trapitos al Sol”, enemistándose más, con aumento de críticas malsanas y causando heridas que luego son difíciles de curar.

Para realizar los cambios prometidos, la sociedad necesita de un PRM unido y fortalecido que respalde como fuerza política, las ejecutorias del Presidente Abinader. Los cambios no se realizan en horas ni con varitas mágicas.

Es bueno recordar, que el otrora partido de masas PRD, el del ¡jacho prendío” es hoy, una entelequia como lo son otras organizaciones que tuvieron una gran incidencia en la República Dominicana.

Las intrigas, desunión, planes macabros, envidias, malicias y traiciones impidió al PRD el llamado partido del pueblo, ser gobierno por muchos años.

De él surgen el PRSD, PRI, BIS y el mismo PRM. Lecciones fatales para ser re-aprendidas.

Apenas comienzan y tienen una buena aceptación de gran parte de la sociedad dominicana. Traten de no perderla. Atiendan, presten atención a su militancia. Esos que conocen los recovecos de nuestras barriadas y las caminan junto a la dirigencia en tiempos de campañas. Escuchen y presten atención a sus clamores.

Creo, no ser lambón de nadie. Menos bocina. Mi “cerebrito” no está alquilado. Por eso emito estas señales. Tal vez alguien las ve y le hace caso.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.