Gracias, María Jiménez por tu regalo de Navidad por tantos años!

Por: Ramiro Francisco

Serán pocas las personas no importa la edad, de países donde se celebra la Navidad, que no sienta alegría y ternura, al ver juguetes, luces, guirnaldas, establos, nacimientos, y las figuras de Santa Claus, los Reyes Magos y José, María y el Niño.

Las llamadas bolas navideñas, trenes, camellos, golosinas, canciones,  villancicos y el árbol de Navidad entre otros, nos llenan de gratos recuerdos de nuestros días infantiles.

Es tradición y para estos días, en la casa de Doña María Jiménez, abrir al público ese mundo mágico de la Navidad donde hadas, duendes y ángeles con sus varitas o instrumento musical, parecen estar presentes en cada figura,  carruaje, cueva o camino, que en la hermosa y fina decoración nos presenta la anfitriona.

Este año, esa maravillosa apertura contó con la presencia de Mons. Julio César Corniel, Obispo de la Diócesis de Puerto Plata, quien explicó un pasaje de las Sagradas Escrituras y la oración correspondiente.

Doña María Jiménez, agradeció las presencia de sus invitados.

No hay como describirlo, pero un sentimiento de alegría y profunda paz dan a conocer los rostros de los visitantes.
En los pequeños, desbordante alegría al vivir su mundo de fantasía. En los adultos, honda felicidad por los hermosos recuerdos que le llegan.

Gracias, María Jiménez por tu regalo de Navidad por tantos años!

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.