La Gratitud, un hábito que todos deberíamos Aprender y Practicar!!

Por: Roque J. de León B.

 La gratitud es el sentimiento agradable expresado por un individuo, colectivo de personas e instituciones en determinado momento por la satisfacción experimentada al recibir un bien o servicio revestido de buenas atenciones, empatía y alto sentido de respeto.

Ese noble sentir no debe ser confundido con los compromisos contraídos por grupos que proyectan y defienden intereses oscuros sin importales que dañan  parte importante de la sociedad.

 Cuando se distorsiona y mal usa el sentido de ese agradecimiento, se inicia en el colectivo un peligroso  proceso de degradacion donde se cultivan de forma natural las siguientes condiciones:  extorsión, corrupción, criminalidad, mercados y negocios ilegales de todo tipo.

En República Dominicana la falta de liderazgo, el deseo desmedido de poder y la ambición grotesca de algunos clanes por acumular bienes materiales desbordó el populismo político y social que es, la más clara desviación en la búsqueda y recepción de una fingida gratitud.

En este tiempo, que sobre todo para los reales cristianos es de gran entrega, solidaridad, reflexión y unión familiar, tenemos que apelar al buen sentido de la parte íntegra de nuestra población que es la mayoría, para que con gran firmeza iniciemos y demos seguimiento a la construcción del entorno ideal que debemos legar a nuestras futuras generaciones.

Esa necesaria transformación se logrará en la medida que todos hagamos el compromiso a, desde el  espacio que nos privilegiamos en ocupar, no busquemos lucrarnos sino aportar nuestras mejores ideas y esfuerzo en señal de que estamos agradecidos por todo lo bueno, recibido de nuestros antecesores.

Se nos ha hecho normal exigir el respeto a  nuestros derechos sin tomar en cuenta que hay una contraparte como compensación que es cumplir con nuestros deberes; ese debería ser el primer acto de gratitud y el inicio de la construcción de una sociedad responsable y comprometida.

Corresponde a los cabezas de familias practicando con el ejemplo inculcar a sus descendientes este importante valor que los conducirá a ser ciudadanos ejemplares y más humanos.

Como parte de esta familia que hemos ido formando ustedes y nosotros a través del pensamiento expresado en nuestros artículos, tengo que agradecer la valiosa enseñanza y aporte que me proporcionan con sus atinadas y aceptadas opiniones sin pedir nada a cambio; de igual manera a los periódicos digitales que los hacen suyos, publicándolos con el mayor respeto, integridad y a la brevedad posible.

Cuando los individuos e instituciones dejen de confundir de manera mal intencionada ese sentimiento que representa la gratitud con los compromisos particulares, estaremos creando las condiciones para  eliminar los daños irreparables que con ello originan y que repercuten por siempre en el diario vivir e institucionalidad del país.

Nuestra primera gratitud es para Dios!!

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.