No todo el que dispone de recursos para el comercio y la producción, es un inversionista!!

Por: Roque J. de León B.

Una inversión es la colocación de un conjunto de bienes de diferentes clasificaciones en una o varias áreas del comercio y la industria con la finalidad de generar bienestar para: el o los propietarios, los empleados, su entorno y al Estado, siempre conociendo el Marco Jurídico y respetando los reglamentos que lo regulan al igual que al Medio Ambiente.

En épocas anteriores, donde la competencia era prácticamente nula y las personas daban muy buen uso al sentido común, no era necesario realizar estudios de mercado ni hacerse acompañar de expertos o asesores; con persistencia, trabajo serio además del compromiso, el éxito estaba asegurado.

Quienes realizan las inversiones son denominados  "inversionistas", cuando sus recursos son de origen limpio, estos son individuos altruistas, responsables, con excelente visión de futuro así como un alto  sentido de Responsabilidad Social.

Esas características están ausentes en las personas que aún adquiriendo grandes cantidades de bienes,  no pueden mostrar el origen de los mismos y en lugar de contribuir a la organización, avance y progreso sano de su colectividad lo que hacen es sembrar: desorden,  desorientación, desinformación, competencia desleal y sobre todo, usar personas de diferentes niveles para promover e imponer sus malsanos propósitos, incluidos algunos corruptos de diferentes gobiernos de los cuales en ocasiones ellos forman parte.

En nuestros municipios y provincias en el afán de captar recursos y nuevas inversiones, nos hemos olvidado de exigir a los responsables de vigilar y asegurar el correcto cumplimiento de lo establecido por la Ley 155-17 "contra Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo"; entregando con olímpica facilidad a personas  inescrupulosas nuestros recursos naturales, el  patrimonio monumental e histórico y en ocasiones hay familias incautas que entregan parte de sus vidas, que son sus hijos e hijas.

En nuestra querida Puerto Plata hemos sido tan generosos con los famosos "inversionistas, sobre todo, extranjeros y sus aliados" que en una época los delincuentes más buscados del mundo los teníamos aquí como reyes, por lo regular blanqueando sus pertenencias.

Lo que más me llama la atención es que estos con sus estrategias equivocadas, pero bien dirigidas a hacer ruido e intentar intimidar y desacreditar a las autoridades que tienen que imponer el cumplimiento de nuestro Marco Jurídico, no hayan encontrado hasta este momento un estamento que les haga entender que la ley es igual para todos y que si existe, es para cumplirla.

Tengo muy presente, cuando en ciudad se violentó la sana convivencia al colocar bares en diferentes sectores tradicionalmente habitados por familias a las cuales el nuevo estilo de vida en su entorno no les dejaba paz y fue necesario ordenar el aislamiento del ruido con cristales, fueron defendidos al igual que como pasa ahora, que algunos dueños de negocios conociendo las reglas intentan violentarlas; al final se impuso al igual que como siempre debe imponerse lo correcto, no los caprichos.

En los últimos tiempos en Puerto Plata como resultado del repunte del turismo hemos y seguiremos recibiendo múltiples recursos para colocarlos en diferentes áreas del comercio y la producción, lo que debemos dejar bien claro es que cuando contribuimos a violentar la convivencia en nuestro mercado, lejos de resucitar, estamos cavando nuestra nueva tumba; nadie que se precie de ser un real inversionista se aventura a organizar un evento al aire libre sin la debida autorización.

Nuestra provincia al igual que cualquier lugar de República Dominicana nos pertenece a todos, por eso al momento de defender esos recursos que están y seguirán llegando debemos tener en cuenta algunos factores como son: están depurados los mismos?, conoce su dueño el Marco Jurídico para que luego no alegue ignorancia?, contribuyen al crecimiento de nuestra sociedad?, aporta al sostenimiento de nuestro Medio Ambiente?, cómo quedó nuestra Economía cuando los inversionistas de hace unos años se marcharon? ...

Cuando logremos interpretar las respuestas a algunas de esas preguntas y otras más, entonces estaremos en condiciones y capacidad de entender por qué algunas personas a través del tiempo han sido tan coherentes al defender con tanta vehemencia los recursos económicos utilizados para exterminar algunas áreas de nuestra provincia; sólo basta pensar en las famosas "granceras".

No todo el que dispone de recursos para el comercio y la producción, es un inversionista!!

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.