País aún no retoma niveles de bienestar que poseía


Economista Luis Reyes, del CC del PLD, cita variante Omicrón, precios del petróleo y derivados entre desafíos para economía dominicana

El economista Luis Reyes Santos, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana PLD, advirtió que el gobierno va a comenzar a sentir a partir en el segundo semestre del año, una situación fiscal que va a ser mucho menos favorable que la que tuvo el país el pasado año, debido a los desafíos nacionales e internacionales que tendrá que enfrentar vinculados a los temas de la economía informal, la comercialización del petróleo y sus derivados y la pandemia COVID 19, ahora impulsada por la variante Omicrón del virus.

Explicó al intervenir en el programa Hoy mismo que una cosa son los logros que puede exhibir el gobierno en términos macroeconómicos y otra cosa es que, claramente una vez se han alcanzado algunas metas, surgen desafíos que son mayores como los casos de Omicrón y de las tensiones en la frontera rusa, que puede presionar el precio de los carburantes.

El ex director General de Presupuesto expresó que tener resultados favorables no significa que el país ha retornado a los niveles de bienestar que existían previo a la crisis.

“Estamos en ese camino de retornar a los niveles de bienestar y hay aspectos que son auspiciosos, pero realmente los desafíos están ahí y son muchos”, precisó el dirigente peledeísta en declaraciones reseñadas por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

Señaló que entre los desafíos que el gobierno tendrá que enfrentar se encuentra la situación geopolítica que afecta la distribución del petróleo, especialmente la situación de tensión de todo el abastecimiento de gas natural que proviene de Rusia hacia Europa.

“Eso en una situación de escalada militar podría provocar presiones sobre los precios internacionales de los combustibles y eso claramente puede impactar los compromisos que puede tener el gobierno con el sector eléctrico primero; y esas cosas siempre generan mucha presión en términos presupuestarios, porque son montos muy grandes, cien o doscientos millones de dólares. Estamos hablando de ocho mil a doce mil millones de pesos. Ese es el primer impacto”, agregó.

Recordó también que el gobierno debe ajustar la tarifa eléctrica y en la medida en que los precios internacionales del petróleo aumenten, mayor van a ser los desafíos que tendrá que enfrentar; primero, por las presiones inflacionarias que va a generar internamente en el transporte y por las presiones en las cuentas fiscales.

“Que el gobierno revise la tarifa en un escenario como este, no parece la situación más halagüeña para que se puedan adoptar decisiones en ese escenario”, comentó el dirigente peledeísta.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.