La oposición no tiene ojos para ver las causales de la crisis inflacionaria


Por: Lic. Angel Artiles Díaz-

Después de tres años de bajos precios, el petróleo se ha elevado por encima de un 70% en los 12 meses recién pasados (enero 2021-enero 2022), superando el pico de los 80 dólares alcanzado en mayo del 2018. Aunque todavía no ha alcanzado los 100 dólares el precio del combustible fósil, el alza ha retornado a niveles de finales del 2014.

En un informe publicado por JP Morgan Chase & Co., sus especialistas, entre ellos Joseph Lupton y Bruce Kasman, advirten que el estado de profunda depresión nerviosa y circulatoria de la economía mundial, basta para comprimir el crecimiento global en más de las tres cuartas partes del 4.1 % que pronosticado; es decir que el constreñimiento económico podría rondar el 0.9 % en los primeros seis meses del 2022.

El panorama presagiado por los técnicos del banco, establece que el índice inflacionario de la economía mundial podría duplicarse hasta un 7.2 %, que significaría más del doble del 3 % preconcebido.

Esa proyección inflacionaria publicada por JP Morgan Chase & Co., ya está obligando a los Bancos Centrales a constreñir la política monetaria; como es el caso de las medidas anunciadas en la primera semana de febrero por el Banco Central de la República Dominicana.

Joseph Lupton y Bruce Kasman, destacaron "Las crisis del petróleo tienen un largo historial de provocar recesiones cíclicas…, las últimas tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania aumentan el riesgo de un aumento este trimestre (del precio del petróleo)".

Por otro lado, el actual proceso alcista de los precios del petróleo “no debería durar para siempre”, según Goldman Sachs Group, Inc., entidad que presagia una nueva escalada en la demanda mundial para este año 2022, prediciendo que los precios podrían elevarse en los linderos de los 100 dólares y hasta situarse por encima de los 110 dólares el barril.

El jefe de investigación de energía de Goldman Sachs Group, Inc., Damien Courvalin, manifestó que antes de que se produjera la variante Omicrón, ya la demanda de petróleo rondaba niveles récord; por ejemplo, de parte de las compañías aéreas.

El economista senior de Generali Investments, Paolo Zanghieri; converge en el pronóstico alcista, señalando que los precios al consumo serán los primeros en ser afectados por los altos precios de los combustibles, tanto del gas natural como del petróleo.

Mientras que la Comisión Económica Europea tiene en agenda enfrentar la crisis inflacionaria del 2022, cuyas primeras medidas serán responder en bloque ante la presión rusa, entre ellas, las compras colectivas de gas y la revisión del sistema de precios.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.