Discurso de Abinader pretende ocultar crisis

El Presidente Abinader debe asumir con sinceridad y responsabilidad su rol y dejar de gobernar para las redes y para su ego, afirma Juan Ariel Jiménez, vicepresidente del PLD

Juan Ariel Jiménez, Vicepresidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aseguró que los principales problemas que están afectando a todos los dominicanos quedaron ausentes del discurso del Presidente Abinader el pasado domingo, citando entre ellos el descontrol en los precios y la falta de recursos que afecta a miles de familias que fueron sacadas de los programas de ayudas de la pasada gestión.

Al ser entrevistado en el programa El Despertador en torno a la alocución de rendición de cuentas del presidente Luis Abinader en el salón de la Asamblea Nacional, a propósito del 178 Aniversario de la Independencia Nacional, el ex ministro de Economía Planificación y Desarrollo manifestó que, pese a que República Dominicana es el cuarto país de América Latina que ha tenido mayor aumento de precios; ese tema no fue abordado por el presidente dominicano.

“La prioridad del Gobierno debería ser cómo evitar, ese aumento de los precios que está afectando tanto el bolsillo de los dominicanos, siete de cada diez países en el mundo lo han hecho mejor que nosotros, algo se puede hacer, y eso es lo que no se vio en el discurso de rendición de cuentas de presidencia. ¿Qué planes tienen para evitar que todos los aumentos que se están produciendo vayan a erosionar la capacidad de compra del dominicano?”, precisó el economista en declaraciones reseñadas por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

Dijo que nadie duda que existe una crisis internacional, pero hay que ver por qué en Guatemala y en Costa Rica la inflación del 2021 fue de 3%, mientras que en República Dominicana fue de 8.5%, cuando esos países compran el mismo petróleo, alquilan los mismos barcos, compran el mismo maíz y trigo caro.

El dirigente peledeísta indicó que si decenas de países latinoamericanos, africanos, asiáticos, tienen un nivel inflacionario que no llega al monto que está teniendo República Dominicana, entonces el presidente debe admitir que hay un problema interno y que lamentablemente el Gobierno ha dejado sola a la familia Dominicana.

“Ahora dijo que se va a ampliar en 300,000 nuevas familias en el programa supérate, pero retiraron un millón de personas de los programas de ayuda social que anteriormente estaban en 2.4 millones. Dice que se va a aumentar el monto del subsidio, pero vienen de retirarle 3,400 pesos mensuales a la familia Dominicana. No está ni compensando todo lo que han desmontado en el pasado”, agregó.

Señaló que, sumando a esa situación, en el peor momento de aumento de precios, el Gobierno hace un incremento de la tarifa eléctrica que afecta sobre todo a los más pobres.

“Entonces creo que es hora de aceptar que hay un problema internacional, pero abordar los temas con responsabilidad… que es hora de cambiar del discurso y pasar a la acción, porque la familia Dominicana está viviendo momentos difíciles y todos Gobierno, oposición, empresarios, sindicatos, todos tenemos que contribuir con la solución”, puntualizó

Dijo que en el pasado, entre 2007 y 2014, los gobiernos del PLD manejaron los precios del petróleo por encima de 120 dólares el barril por varios meses cada año; sin embargo, el precio del petróleo promedio en el 2021 fue 68 dólares, muy por debajo del precio promedio en el 2007 y en el 2013, por lo que se puede decir que en República Dominicana se sabe manejar crisis, pero el gobierno se empeña en decir que todo está bien.

Recordó que el presidente en noviembre del 2020 dijo que el COVID está bajo control, algo que ni Alemania había dicho, y el presidente dijo que fuimos de los primeros países que levantamos todas las restricciones del COVID, lo que debe ser motivo de vergüenza, no de orgullo; ya que todos los países del mundo están tomando todas las medidas necesarias y el gobierno dice que aquí nada está pasando.

Indicó que el presidente Luis Abinader dijo que en el país no hay crisis, cuando más de 711,000 personas ahora mismo están desocupadas, la canasta familiar se ha incrementado en un 40%; y los jóvenes, a los que el gobierno les prometió tantas cosas, hoy están desempleados.

“Podemos decir que no hay crisis en salud, cuando la mortalidad materna aumentó un 23% y la mortalidad infantil aumentó un 20% el año pasado; podemos decir que no hay crisis en la seguridad ciudadana, cuando de enero a septiembre del 2021 tuvo un 19% de aumento de casos de homicidios con respecto a 2020; podemos decir que no hay crisis en la educación, cuando República Dominicana fue uno de los países que mantuvo por más tiempo las aulas cerradas, mientras los bares y las discotecas estaban abiertos”, agregó.

Consideró que este es un país que está en crisis por todos los lados, por lo que el jefe del Estado debe asumir con sinceridad y responsabilidad su rol, dejar de gobernar para las redes y para su ego y comenzar a gobernar para el pueblo; no siguiendo el populismo discursivo que hasta ahora hemos visto.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.