La Estatura del Monstruo

Por: Ramiro Francisco

Creció el demonio y no se dieron cuenta, con todo y las señales de advertencia que desde diferentes provincias del país y del mismo Distrito Nacional, podíamos leer y ver en diferentes medios de comunicación.

No estamos en busca de la institución perfecta. No la hay. Pero sí, de aquella en la que mediante un proceso de crecimiento se despoja de abusos e incompetencias, y se ajusta al cumplimiento de la Ley,

Demasiado quejas debido a las arbitrariedades cometidas por algunos de sus miembros. Era o es, como una persecución. Un colocar multas a como diera lugar. Como si cada agente tuviera asignada una cuota de multas a colocar.

Y todos esos abusos y desconsideraciones tiene a buena parte de la sociedad dominicana harta!

Pocos medios publicaban esas quejas ciudadanas. Pocos comentaristas y analistas hacían caso de las mismas.

¡La autoridad es la autoridad!
Hasta que sucedió lo del Canódromo. Hasta que el Presidente de la República Luis Abinader habló sobre la situación presentada. Hasta que el mismo Director de esa institución pidió disculpas.

Hasta que se conoció de la cancelación de la Coronela. Hasta que los gremios de periodistas y camarógrafos, se refirieran al tema. Hasta que instituciones como Participación Ciudadana, FINJUS y otras condenaran ese bochornoso proceder.

¡Entonces, tal vez y solo entonces, muchos nos dimos cuenta, cuánto había crecido el monstruo!

Así como hay demonios que no salen “sino con oración y ayuno”, hay situaciones de esa naturaleza, hay demonios, monstruos, que solo mueren como hizo David con Goliat.

Presidente Abinader: Investigue y actúe! No permita que la inercia haga presa de su gobierno. Siga dando ejemplo de tenacidad, honradez, firmeza y que conduce esta nación por senderos de bienestar y de progreso.

Cuando tenga que aplicar mano dura, hágalo. La sociedad toda lo agradecerá como país digno de mejor suerte

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.