Producir alimentos, prioridad nacional.

   Por: Roque J. de León B.

Los alimentos, que están representados por el conjunto de sustancias que consume un ser vivo para obtener los nutrientes como son: vitaminas, proteínas y carbohidratos que le permiten desarrollar sus funciones vitales; pueden ser de origen vegetal, animal o fúngico estos siempre deben ser prioridad pues representan la continuidad de la vida.

El correcto proceso de alimentación en los seres vivos está directamente relacionado con su longevidad, muy especialmente en los seres humanos, aunque influyen otros factores no menos importantes.

En los últimos años la demografía mundial ha crecido de manera acelerada mientras que la producción de alimentos lo hace inversamente proporcional.

Con mucha frecuencia vemos y escuchamos que escacean las proteinas y las leches que consumen las embarazadas y los niños en la primera etapa de sus vidas; eso atenta contra el sano desarrollo del cerebro, órgano que genera el pensamiento, que crea y moldea las sociedades.

Además, en países pobres como el nuestro hemos visto la manera ascendente en que ha ido desapareciendo la producción: agrícola y agroindustrial (como es el aso de la caña de azúcar y los ingenios en Puerto Plata), ganadera, porcina y hasta avícola, que no sólo era el modo de vida de muchos sino que daba vida a otros.

Una de las causas fundamentales de la caída en la producción de esos rubros y otros, es la migración del hombre del campo a la ciudad como resultado del abandono por parte de los diferentes gobiernos, en sus responsabilidades de garantizar un entorno viable para el crecimiento y desarrollo digno de sus familias.

Esto se refleja en la falta de: vías de comunicación y transporte en buen estado, centros educativos apropiados, asesoría técnico - profesional para una producción eficaz, financiamiento enfocado en renglones de producción y segmentado por región, al igual que un real apoyo mercadológico.

Para nadie es un secreto que en los tiempos de grandes crisis surgen ideas que dan paso a soluciones asombrosas, República Dominicana es poseedora de grandes riquezas en su suelo y subsuelo; entre ellas podemos aprovechar la fertilidad y la facilidad que nos proporciona el clima para la cría y fomento en los siguientes renglones: agrícola, ganadero, porcino, avícola, pesca, entre otros.

Esas condiciones, si nos enfocamos y planificamos, con facilidad nos conducirán a una próspera agroindustria, donde una de nuestras prioridades debe ser generar parte de los insumos que utilizamos para la producción de nuestros alimentos y proponernos como mercado meta de exportación a los países de la región que tienen dificultades para integrar un buen sistema que le permita obtener los productos básicos para su alimentación.

En tiempos en los que en algún lugar del mundo existe un estado de sitio a causa de una guerra (como es el caso de Ucrania), por más lejos que estemos y aunque en muchos territorios como el nuestro no suene un solo tiro; por la Interdependencia en el sentido Económico-mercadológico se crean crisis generalizadas, por lo que, los gobernantes de cada Nación tienen la responsabilidad de garantizar su sobrevivencia y nosotros, no somos la excepción.

Entre todos podemos!!

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.