Urge que se produzca un cambio desde el gobierno en torno a las políticas de seguridad y resguardo de todos los funcionarios públicos

Carta al Honorable Sr. Presidente Luis Abinader.

Señor Presidente,

A la luz de los horribles hechos recientes que tanto enlutan a la familia Dominicana, y que tanta desesperanza e intranquilidad llevan a nuestra sociedad, urge que se produzca un cambio desde el gobierno en torno a las políticas de seguridad y resguardo de todos los funcionarios públicos, titulares de instituciones y dependencias estatales a todos los niveles.

Parece necesario que sea inmediatamente prohibido mediante Decreto Presidencial, bajo pena de destitución del cargo, el acompañamiento por parte de civiles armados, para todos los funcionarios públicos, en cualquier escenario y en todo momento. Esto para responsabilizar a la escolta militar oficial sobre la seguridad física de las instituciones, sus titulares, y de todo el personal administrativo y cuerpo de colaboradores, de los Ministros de Estado, Viceministros, Directores, y responsables de departamentos sujetos a Escolta Oficial. De igual manera con Diputados, Senadores, Alcaldes y Regidores en todo el territorio Dominicano, en estos últimos casos bajo pena de sanciones económicas y perdida de la Escolta Oficial.

No Parece aceptable, justificable, justo ni necesario que el personal Militar de seguridad, encargado de proteger la integridad física de nuestros funcionarios, se vea a diario en la penosa situación de que hay un civil armado dentro de los perímetros de seguridad de la persona políticamente expuesta que se debe resguardar y que esta situación sea condonada por el funcionario de que se trata. Tristemente la tragedia ha tocado ya más veces de lo que la sensatez tolera y el pueblo esta consternado ante estas tragedias inconmensurables.

Le dejo la invitación Sr. Presidente para que se empodere de esta situación y actué jurídicamente, enviando un mensaje firme que tienda a minimizar en la medida de lo previsible más desenlaces fatales en contra de funcionarios o sus colaboradores cercanos.

Respetuosamente,

Lic. José Aníbal Trejo

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.